La línea de Llubrió al centro cuesta 7,4 euros por viajero y mueve siete usuarios por ruta

La línea de Llubrió al centro cuesta 7,4 euros por viajero y mueve siete usuarios por ruta
Un autobús de TUA recogiendo a pasajeros en la calle Uría. / MARIO ROJAS

La ruta entre Fitoria y Olivares, que se presta con autobuses estándar, también es deficitaria con costes de seis euros por viajero

G. D. -R. OVIEDO.

Mover gente en autobús tiene buena prensa. Contribuye a reducir las emisiones, limita el tráfico y favorece la movilidad, pero también tiene costes. La línea O, creada por el anterior equipo de gobierno en 2014 como paliativo a la desaparición de las antiguas líneas 6 y 16 que daban servicio a la falda del Naranco y el entorno del Nora desde 2007, tiene los peores de la red actual. El servicio, prestado con un microbús, que une Llubrió, Loriana o Villamar con la plaza de América y muy criticado por los vecinos de varios pueblos del entorno de San Claudio en su día, realiza 5.488 recorridos al año, en los que emplea casi una hora (5.455 horas de ruta hizo en 2016) y tiene costes por viajero superiores a los 7,4 euros. Es, con mucho, la línea más deficitaria de la red. De hecho, por cada una de las expediciones, el coche solo toma a una media de 7,4 viajeros, para un total de usuarios anual de 40.561.

Solo la línea M, con ruta por Villamiana, Faro o Roces y hasta la plaza Primo de Rivera, tiene números casi tan negativos. Mueve al año, eso sí, casi un 25% más de viajeros que la O, con 49.834 usuarios, para un recorrido equiparable en servicios -5.484- , horas de ruta -5.484- o longitud recorrida, ambas muy próximas a los 100.000 kilómetros recorridos de microbús al año, pero el mayor número de usuarios reduce el coste por cada uno de estos viajeros a los 6 euros.

También las línea B y K tienen costes por viajero similares -de 6 euros- pero la segunda, Latores-plaza de América- es una ruta con la mitad de kilómetros recorridos al año, unos 50.000, por lo que, aunque mueve apenas 39.199 viajeros al año en 10.236 recorridos, sus costes siguen siendo inferiores a los de la línea O.

La B es distinta, porque tiene costes muy altos por viajero en buena medida porque se presta con un autobús estándar y no con microbús. Mueve a 222.239 viajeros -la ruta con menos usuarios, restadas las de microbús- entre Fitoria y Olivares realizando 21.188 recorridos al año, lo que da una media de viajeros por recorrido extraordinariamente baja, de 10,4 usuarios por ruta.

Rentable

En el extremo contrario, según el informe técnico para la revisión del mapa del transporte que pretende poner en marcha el equipo de gobierno este verano, se situará la línea R (Rápida) de nueva creación, que estiman tendrá costes por debajo del euro por usuario.

La renovación del mapa del transporte ha costado más de dos años de reuniones para definir un sistema que ha acabado por añadir, por extender la red de transporte de la ciudad otros 48 kilómetros más. El nuevo mapa sumará 241,65 kilómetros de rutas, frente a los 193,75 del actual sistema, implantado por el anterior equipo de gobierno en 2014. Se trata del mayor expansión del servicio, un 24,7%, desde su creación. Y se hará con un coste mínimo. De apenas 146.000 euros, tras los ajustes que permitirán recortar algunos de los recorridos o las frecuencias de otras líneas para llevar el servicio a nuevas áreas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos