«Llego a casa desesperada por no lograr todo lo que queremos hacer»

Ana Rivas Suárez, ante la fachada del Ayuntamiento. / ÁLEX PIÑA
Ana Rivas Suárez, ante la fachada del Ayuntamiento. / ÁLEX PIÑA
Ana Rivas - Concejala de Infraestructuras del Ayuntamiento de Oviedo

La portavoz del grupo municipal socialista ve lejos la municipalización de servicios en un «contexto difícil»

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Ana Rivas llega tarde a la cita. Atareada -«lo siento, una cosa lleva a la otra y tenía que atenderlas»- tras la junta de gobierno del pasado viernes en la que se incoó el nuevo expediente por Villa Magdalena. A mitad de la charla tuvo que reunirse con el resto de portavoces de los grupos municipales a modo de previa del Pleno extraordinario en el que se aprobarán los presupuestos de 2018. Rivas, la política local, y el difícil equilibrio del gobierno tricolor de la ciudad dan para hora y media de entrevista y mucho más. El titular, sin embargo, llegará casi en el descuento. «Es doloroso oír al PP decir que recortemos cuando hubo una época en la que salían 'calatravas', auditorios y 'tartieres' como churros», se enerva al tiempo que mide: «Es cierto, nos gustaría hacer mucho más».

-¿Existe un conflicto entre Ana Rivas y Rubén Rosón?

-No, lo que existe es una diferencia de interpretación de diversos asuntos. Somos dos personas con un carácter fuerte y a veces discutimos más acaloradamente que otras personas. Pero ya le digo que yo discuto hasta conmigo misma

-Sin embargo el alcalde le quita competencias a Rosón en un informe sobre renovación de bocas de riego que es competencia suya.

-Pero no por un conflicto conmigo. Es por un problema de interpretación. El Alcalde consideró que un concejal no debía firmar algo con lo que no estaba de acuerdo pero no él, todos. Es un tema polémico afuera, por otros asuntos. Es evidente que Rubén Rosón y yo no estamos de acuerdo en eso.

-¿Cómo son las relaciones con los socios de gobierno?

-Enriquecedoras. Discutimos porque tenemos puntos de vista diferentes pero en cada Junta de Gobierno llegamos al acuerdo en el 99,9% de los temas. Aquí no se hace como en otros tiempos en los que el alcalde decía y punto. El diálogo es parte de nuestra cultura política.

-¿Qué pasa con los hidrantes?

-Que es la red de abastecimiento destinada a los Bomberos y vamos a intentar mejorarla en el proceso de modernización del SEIS. Si lo que me quiere preguntar es por el mantenimiento, que es lo que me quiere preguntar...

-Por favor, adelante.

-Sobre el mantenimiento de los hidrantes y aclaro, de los hidrantes, no de las bocas de riego, que es donde existía alguna duda, tenemos muy claro que la empresa se encarga de ambos y el Ayuntamiento se hace cargo de la red cuando hay que actuar por obsolescencia.

-¿Cuál es el estado de la red de aguas?

-Tiene problemas. Tiene mas de 50 años y hay que ir actuando porque el mantenimiento llega hasta donde llega. La idea es renovar puntos negros que tenemos y mejorar los depósitos.

-¿Cuándo se podrán usar los de El Cristo?

-Estos días está apunto de acabar la dichosa conexión de los depósitos con la red municipal.

-¿Cuál es el estado actual de los servicios públicos de la ciudad?

-Cuando llegamos nos dimos cuenta que había deficiencias importantes en cuanto a limpieza de la ciudad, eso se solucionó. Se habían hecho recortes en gasto ordinario desde 2012, como el Ayuntamiento no puede recortar en personal porque tiene muy poco, se recortó eliminando servicios. No se renegociaron los precios, simplemente se quitaron.

-Hablan de municipalizar el servicio de limpieza, ¿van a poder hacerlo?

-La intención es que los servicios municipales los gestionen entidades públicas. Defendemos que se puede hacer, de hecho, a 28 kilómetros hay un ejemplo de que funciona bien. En este mandato es complicado, el servicio de limpieza va unido al de basuras y es una inversión millonaria. Y podíamos haber dado pasos en ese sentido, pero el escenario es complicado.

-Tienen en mente implantar el cuarto contenedor, ¿ puede avanzar algo?

-Que va a ser una apuesta importante de este gobierno. No se va a hacer un proyecto piloto sino que se va a implantar en toda la ciudad en paralelo al servicio de basuras actual. Le hemos dado muchísimas vueltas al asunto y descartamos un proyecto piloto. Estamos listos para cerrarlo todo con la empresa.

-En ese escenario que reseña, ¿se puede hacer algo más que cambiar farolas?

-Sí, y de hecho se están haciendo más cosas. En cuanto a las farolas le digo que deberíamos haber gastado bastante más y que se tendría que haber hecho eficientemente desde un principio. Es más, en la primera fase de reducción de farolas utilicé un proyecto iniciado por el PP. No queremos hacer borrón y cuenta nueva en cuento a la imagen de la ciudad, sino en la gestión.

-Es una inversión millonaria, ¿cuánto esperan ahorrar?

-De aquí a cinco o seis años habremos recuperado la inversión y a partir de entonces el beneficio será neto. Tenga en cuenta que el precio de la luz sube y con las farolas 'led' cada vez gastamos menos.

-¿Tiene que ver el nuevo expediente de Villa Magadalena con las amenazas de denuncias por parte de Gabino de Lorenzo?

-No, tiene que ver con que el expediente anterior caducó. El secretario tenía dudas, a instancias de una pregunta del PP, de la prórroga solicitada por el Alcalde y por eso se incoa uno nuevo.

-¿Y el informe encargado a la Universidad?

-Eso es una cosa del grupo. Cuando llega el informe de la funcionaria nosotros habíamos visto cosas evidentes que no se reflejaban en él. Pensamos que a lo mejor lo veíamos con la subjetividad de lo que deseábamos que se dijera, y por eso pedimos un informe a alguien ajeno a nosotros.

-La obra más grande presupuestada para este año es el arreglo de la Losa.

-La más costosa, casi dos millones, pero no la más importante.

-¿Cuál es la más importante?

-Para nosotros hay cosas pequeñas mucho más importantes en el día a día del ciudadano. El año pasado reasfaltamos 29 calles y este año serán otras tantas. Eso y la urbanización de la zona rural. Se ha aumentado el presupuesto en ambas partidas.

-¿Por qué se llega a una situación como la del Auditorio?

-Por pura dejadez y mirar hacia otro lado. El auditorio es de una época en la que salían calatravas y tartieres como churros, se colgaban la medalla y luego a reasfaltar una calle lo llamaban 'plan de choque'. El Calatrava es un tema que me persigue, es algo personal, lo denuncié en su momento pero nadie me hizo caso, y ahora tendremos que gestionarlo.

-¿Va a repetir como número dos de Wenceslao López en las próximas elecciones?

-Eso no me preocupa porque esa decisión no la tomo yo. Creo que el alcalde sabe si va a seguir. A mí lo que me me preocupa, me obsesiona, es hacer bien mi trabajo. Y como no estoy muy contenta porque hay cosas nos cuesta mucho conseguir, me desespero, y llego desesperada a casa por no poder hacer todo lo que tenemos que intentar hacer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos