«No tiene lógica que el hostelero se quede fuera de San Mateo»

OTEA presenta su cartel de San Mateo, bajo el lema 'Todo lo bueno pasa en los bares'.
OTEA presenta su cartel de San Mateo, bajo el lema 'Todo lo bueno pasa en los bares'. / P. LORENZANA

Otea reclama mayor representación en las fiestas en la presentación del cartel 'Todo lo bueno pasa en los bares'

P. CARRELO / C. PÉREZOVIEDO.

La junta local de Oviedo de la asociación OTEA (Hostelería y Turismo de Asturias) se quejó ayer del trato recibido por parte del Ayuntamiento en lo que a eventos públicos se refiere. Lo hacía en la presentación del que será su cartel en San Mateo: un poster bajo el lema 'Todo lo bueno pasa en los bares' con el que «hacer reflexionar» sobre el peso de la hostelería en la sociedad. Tal y como indicó el responsable del colectivo, David González, «tenemos que reivindicar nuestra importancia en la vida cotidiana». Asimismo, los carteles buscan «involucrar a la hostelería en San Mateo».

Eran precisamente las fiestas locales uno de los puntos por los que pasaban sus críticas al Consistorio. Según la propia asociación, el sector está «preocupado» ante la evolución del número de instalaciones, y es que si el año pasado se montaban veinte casetas en El Bombé -de las que solo catorce eran ocupadas-, este la cifra ha descendido a catorce. «Acabará habiendo el doble de chiringuitos y los hosteleros no tendremos dónde vender», apostilló González.

Por su parte, su compañero en la junta, Javier Martínez, consideró que «no tiene lógica que en las fiestas grandes de Oviedo el hostelero quede fuera y que sean las asociaciones sin ánimo de lucro las que exploten los chiringuitos. Desde el sector no lo podemos permitir». Un modelo que «no acaba de convencer» y que creen debería asemejarse más al de Gastromateo: familiar, de concurrencia pública, diferente a los chiringuitos y con música común, definieron.

Además, la información de la tramitación de estas casetas se solicitó hace más de dos meses «para que no se repitiera la situación del año pasado» y, sin embargo, «otra vez ha llegado tarde y ahora contamos con poco tiempo para organizarlo».

Más quejas llegaronn desde el mismo Ayuntamiento cuando el PP pedía la suspensión cautelar de los nuevos chiringuitos, algo que la edil Ana Taboada achacó ayer a que los populares «quieren cargarse las fiesta que son para todos y enfangarlas».

Más

Fotos

Vídeos