Mafias itinerantes y con una estructura piramidal que buscan joyas y dinero

El líder actúa desde Georgia y los peones son habitualmente toxicómanos que dejan los testigos y entran en las viviendas

R. A. / S. N. OVIEDO.

Las bandas georgianas están en los ficheros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Europa entre las organizaciones criminales mejor estructuradas. Su líder reside en este país del Este y ordena dónde se realizan los atracos. Es el encargado de nombrar a los jefes nacionales, que influyen directamente sobre los cabecillas regionales. Estos controlan a su vez la caja común y tienen que hacer aportaciones económicas cada cierto tiempo. Además, son los encargados de pagar los gastos de desplazamiento, alquileres, manutención, minutas de los abogados cuando son arrestados y un largo etcétera. Pero los encargados de dejar los testigos y después entrar en los domicilios son los peones. Su perfil suele ser de un toxicómano y actúan tanto de día como de noche. Bajo la luz del sol dejan los testigos sobre los felpudos o en las puertas de las viviendas y si permanecen intactos entran a robar de noche. Sustraen principalmente joyas, relojes y dinero y no suelen llevarse aparatos electrónicos o informáticos. La razón no es otra que estos pueden ser rastreados con más facilidad.

Estos grupos, como el desmantelado en Oviedo, se establecen en diferentes ciudades y durante unos días trabajan a destajo hasta que se sienten observados por la Policía Nacional y cambian el lugar de acción.

Fotos

Vídeos