La Mallorquina renueva su terraza para cumplir con la normativa municipal

Los operarios durante la instalación de la nueva terraza de La Mallorquina. /  ALEX PIÑA
Los operarios durante la instalación de la nueva terraza de La Mallorquina. / ALEX PIÑA

Se instalará una nueva estructura con techos de corredera, cañones de aire y contará con catorce mesas

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

La terraza de la confitería de La Mallorquina se renueva. El antiguo armazón ha sido desmontado y durante las próximas dos semanas se instalará una nueva estructura para cumplir con la normativa municipal, que entró en vigor el 1 de enero de 2016.

Esta estructura, fabricada en Suiza, medirá 11,65 metros de largo por 3,15 de ancho, los suelos serán imitación de madera y el techo será de corredera. En total habrá catorce mesas. Cada cuatro habrá un cañón de aire y su funcionamiento será automático, según detalla Javier Álvarez Arrieta, el propietario de esta mítica confitería con nueve décadas de historia.

Esta no será la única renovación que se haga durante los próximos días en este establecimiento de la calle Milicias Nacionales. También se cambiarán las mesas para facilitar la accesibilidad a todas las personas. Y se podrá fumar: «El frontal y el lateral estará abierto para cumplir la normativa antitabaco», añadió este hostelero. Una empresa de Gijón está haciendo todos estos trabajos.

A pesar de que Álvarez está encantado con la nueva terraza, afirma que perderá ocho mesas. «Antes había dieciséis en la parte de arriba de la calle y seis en la de abajo. Ahora esta cantidad se reducirá aunque la pérdida será asumible porque otras opciones supondrían la ruina», concluyó.

Terrazas retiradas

La normativa municipal ha afectado a numerosos negocios, provocando en algunos incluso el cierre de sus terrazas. La Concejalía de Urbanismo ha ordenado retirar las estructuras de tipo B de la cafetería Santa Cristina de la calle Uría, La Posada de la Oveja situada en el paseo de La Florida, la sidrería La Noceda de la calle Víctor Chávarri, la cafetería San Miguel de la calle Santa Susana, Western de la calle Campoamor, Tierra Astur de Gascona y Aquellarre de San Isidro. Una situación no genera malestar entre los hosteleros. El presidente de la junta local de hostelería, David González Condón, pidió a los grupos municipales «valentía» para asumir que este modelo «no funciona».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos