El mantenimiento del viejo HUCA baja a 980.000 euros anuales, defiende Del Busto

Los antiguos terrenos del Hospital Universitario Central de Asturias. / ALEX PIÑA
Los antiguos terrenos del Hospital Universitario Central de Asturias. / ALEX PIÑA

El PP critica lel concurso internacional de ideas para El Cristo que califica de «humo» y advierte que se han «despilfarrado» 20 millones de euros

J. C. A. OVIEDO.

El consejero de Sanidad del Principado de Asturias, Francisco del Busto, compereció ayer en el pleno de la Junta General a requerimiento del Partido Popular. Encima de la mesa estaba el futuro de las unidades que todavía quedan abiertas en el viejo HUCA: la lavandería y la unidad de tratamiento de toxicomanía. La diputada popular, María del Carmen García Pérez de la Mata, afirmó que desde que se desalojó el complejo sanitario, en el antiguo Hospital se han «despilfarrado» 20 millones de euros para su mantenimiento.

Sin embargo, del Busto no coincidió ni en el fondo ni en los números. «Los datos son incorrectos», afirmó el consejero. Se defendió explicando que en 2014, se gastaron 8,5. A finales de 2016, 1,6 millones y ahora, solamente con la lavandería y la central térmica y los depósitos de agua para su funcionamiento, además de la unidad de tratamiento de toxicómanos, el gasto es de 918.000 euros. Sobre el futuro de esas instalaciones el consejero, sin embargo, tampoco aclaró nada. «Seguirán abiertas hasta que no tomemos decisiones» en otro sentido, afirmó.

Pérez de la Mata había recrudecido sus críticas. «A fecha de hoy, ¿qué tenemos?», se inquirió. «Lo que acababa usted de contestar. Humo, y no precisamente de la contaminación, humo que echan ustedes para confundir a los vecinos, a los asturianos, para que nos fijemos en el despilfarro».

«El último humo es ese concurso -de ideas- que ha ganado un equipo que se llama 'Hucamp!: La campa de todos'» relató Pérez de la Mata. «Yo mas bien diría que es la campa donde campan a sus anchas el Gobierno socialista y el tripartito de Oviedo y lo único que hacen es anunciar ocurrencias, chocolatadas, concursinos», afirmó.

«Ideas, empezando por las de Areces en 2001, que no se le ocurre ni al que asó la manteca. Idear el traslado de una mole y no hacer un estudio paralelo de qué se iba a hacer con el viejo HUCA», se extendió la popular que afirmó que esa falta de planificación era «normal porque todavía estamos esperando por los accesos del nuevo HUCA».

Al final de su intervención Pérez de la Mata miró al futuro de los terrenos tras la desafectación en trámite «tras tres años de retraso». De lo conocido hasta la fecha dijo que son «filtraciones interesadas para calmar a los vecinos ante la devaluación de sus viviendas y el cierre de negocios en El Cristo». «Lo único para lo que van a servir esos terrenos es para rodar películas de Spilberg», remató.

Fotos

Vídeos