«Trabajamos para personas afectadas por desastres naturales o conflictos»

«Trabajamos para personas afectadas por desastres naturales o conflictos»
La arquitecta María Calzadilla. / E. C.
María Calzadilla, arquitecta en Dakar

«En cada país en los que trabaja Cruz Roja hay técnicos formados para actuar ante emergencias y no hay que esperar para empezar a construir»

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

María Calzadilla (Oviedo, 1973) estará esta tarde en el edificio al que su padre, Javier Calzadilla, también está vinculado profesionalmente: la sede del Colegio de Arquitectos de Asturias. A partir de las siete de la tarde será la protagonista del coloquio 'Arquitectura y desarrollo', en el que se debatirá qué papel juegan los arquitectos en la cooperación internacional. Y María Calzadilla contará su experiencia personal. En los últimos doce años ha trabajado en Indonesia, Haití, República Dominicana, Benín, Mozambique, Malawi, entre otros países; ahora es delegada internacional de Cruz Roja Luxemburgo en Dakar.

-¿Cómo surgió la idea de dedicarse a la 'arquitectura sin fronteras'?

-Siempre quise trabajar en la cooperación internacional. Estudié Arquitectura y después me especialicé en este sector en la Universidad Politécnica de Madrid. Además, me gusta ayudar a los demás y he sido voluntaria de organizaciones sin ánimo de lucro en España.

-Antes de emprender esta etapa aprendió el oficio.

-Estuve varios años en un despacho y en 2006 di un giro. Empecé a trabajar en Senegal con Arquitectos Sin Fronteras, hasta 2007. Tuve suerte porque cuando empecé a viajar, todo el mundo tenía trabajo en España. Estábamos en medio del 'boom' de la construcción y muy pocas personas se querían ir al extranjero. Ahora la situación ha cambiado por culpa de la crisis económica.

-¿Sigue trabajando para esta asociación sin ánimo de lucro?

-No. Estoy con Cruz Roja y estamos desarrollando un proyecto de larga duración desde Dakar. Formamos a albañiles, personas de las comunidades y al personal de la entidad en el país para que después construyan edificios de calidad, y también hacemos provisiones de materiales. De esta forma cuando ocurre una emergencia en cada país hay varios técnicos formados y no tenemos que esperar para empezar a construir. El proceso es más eficiente.

-¿Sólo trabaja para Senegal o viaja por más países cercanos?

-Yo estoy basada en Dakar pero también estamos en cinco países más: Benín, Burundi, Burkina Faso, Níger y Mali. En cada una de estas naciones hay un equipo fijo y después hago viajes puntuales.

-¿Qué tipo de viviendas realizan?

-De emergencia y permanentes. Por ejemplo, en la zona del Lago Chad hay muchos desplazados procedentes de Nigeria. Viven en Níger hasta que pueden regresar a su casa. En general, trabajamos para personas afectadas por desastres naturales o conflictos.

-¿Todas las organizaciones sin ánimo de lucro construyen viviendas de emergencia?

-No. Cada una está especializada en una rama. Hay entidades que construyen centros de salud y hospitales, también pueden desarrollar viviendas de larga duración o centros sociales. La arquitectura mejora la calidad de vida de las personas.

-Ha trabajado en dos oenegés diferentes. ¿Qué diferencias hay entre ambas?

-Con Arquitectos Sin Fronteras estás a pie de obra. Te encargas de contar los materiales y de enseñar a las personas que están trabajando en la obra. Con Cruz Roja tenemos un papel de apoyo a la Cruz Roja del país donde se trabaja.

-¿Se echa de menos estar en casa cuando se está en medio de un proyecto de larga duración?

-Claro, pero como dice el refrán sarna con gusto no pica. A mí me apasiona mi trabajo y las redes sociales nos permiten estar en contacto con nuestros seres queridos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos