«A lo mejor no llegamos a tiempo de que haya conciertos en la Catedral»

Un concierto de Paula Rojo el pasado San Mateo. / MARIO ROJAS
Un concierto de Paula Rojo el pasado San Mateo. / MARIO ROJAS

La oposición critica el cambio de gestiones de San Mateo de la SOF al Ayuntamiento y el gobierno asegura que no se pudo adelantar nada

D. LUMBRERAS OVIEDO.

La oposición criticó ayer duramente la gestión de San Mateo por parte del concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi', tanto en sus aspectos organizativos como legales, después de que este anunciase que la junta de gobierno asume el concurso público de los cuatro nuevos chiringuitos y las catorce casetas del paseo del Bombé a través de la Oficina de Contratación y de que propusiese crear una nueva empresa pública de Festejos.

Para el portavoz de Ciudadanos, Luis Pacho, la decisión conllevará que «Contratación se sobrecargará. Llevarlo a las mesas ordinarias consumirá tiempo y a lo mejor no llegamos a tiempo a que haya conciertos en la plaza de la Catedral» por la tardanza en la tramitación del escenario para los espectáculos.

La formación naranja tampoco «tiene claro» que sea posible en Oviedo «hacer algo como Divertia, ya tuvo sus problemas con Hacienda el año pasado». «El gobierno está dando palos de ciego. No tienen ni idea de qué van a hacer. Desde hace ya tiempo el señor Sánchez Ramos, si fuera un buen gestor, podría haber ido preparando. Han preferido montar el circo mediático en lugar de ir a la gestión», censuró Pacho».

La concejala del PP Belén Fernández Acevedo advirtió que su formación «presentará los recursos legales pertinentes para impedir que se adjudiquen esos nuevos negocios (los chiringuitos) a los que aspiran entre otros, los amiguetes que lo recibieron el año pasado (en referencia a 'La Mateína', vinculado a Somos) y que llevan semanas preparando el de este año. Y lo mismo cabe decir del Bombé».

La también expresidenta de la SOF aseguró que el Ayuntamiento aún está a tiempo de asumir la concreción de «los contratos de los artistas, la adjudicación de los escenarios festivos», pero solo se preocupa por los chiringuitos.

«Se abordaron urgencias»

Desde el equipo de gobierno explicaron que fue imposible abordar un cambio de gestión antes. En palabras de la alcaldesa en funciones, Ana Rivas, esperaban que la sentencia sobre el recurso del PP contra la cesión de espacios a la SOF, dictada el pasado 15 de junio «nos resolviera la situación, pero el tribunal no entró en el fondo del asunto». Con lo que no fue posible adelantar tramitaciones hasta el pasado viernes, cuando se decidió el concurso de los chiringuitos. «Hay unas urgencias que se han abordado con seguridad jurídica. El informe del secretario municipal es de finales de julio, se abordó en una semana. Hasta ese momento no teníamos constancia de nada», arguyó el concejal de Festejos, Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi'.

A 'Rivi' no le preocupa una posible denuncia del PP, que sería «de su absoluta responsabilidad» dado que «las fiestas son para el pueblo y no para el gobierno: «No tengo opinión sobre qué habría ante un ataque preventivo de la URSS». Criticó además que los conservadores les impiden «meter gente a trabajar por sus leyes». «Los tiempos son los que son y no podemos hacer milagros», terció Rivas, por lo que la SOF asumirá la gestión de este San Mateo por razones de «interés general».

Como el acuerdo es para todo el año, continuó la edil, esta se hará cargo de sus actividades hasta 2018. Tras San Mateo se discutirá una fórmula de «gestión directa, no de terceros» para los festejos a partir de ahora, que puede ser una empresa pública (opción de 'Rivi' que respaldaron fuentes Somos), un consorcio o una fundación.

Por último, el edil declaró que el futuro de los socios de la SOF vendrá «ligado a la solución que se le dé. El mayor problema es el rescate de la sociedad y la gente que la conforma. No es lo mismo comer un bollo que los puestos de trabajo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos