La mejora de la seguridad del Auditorio de Oviedo costará un millón de euros

Auditorio Príncipe de Asturias de Oviedo
Auditorio Príncipe de Asturias de Oviedo. / Álex Piña

Sánchez Ramos afirma que el aforo máximo del equipamiento será de 1.500 personas

EFE

Las obras de mejora de la seguridad del Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo costarán cerca de un millón de euros, ha afirmado hoy el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, que ha apuntado que el aforo máximo será de 1.500 personas.

En rueda de prensa en el Ayuntamiento de Oviedo, preguntado por el debate sobre la seguridad del Auditorio que ayer centró parte del Pleno municipal, el edil ha señalado que las palabras de ayer de la segunda teniente de alcalde y concejala de Infraestructuras y Servicios Básicos, Ana Rivas, fueron "ex cátedra".

Sánchez ha criticado que durante "muchísimos años", entre 1999 y 2017, se "ocultó todo lo relacionado con la seguridad del edificio", con el "más absoluto desprecio" hacia las miles de personas que desde su inauguración han acudido al auditorio. Sin embargo, ha continuado, cuando el actual equipo de Gobierno, con informes, vio cuál era la situación actual y lo que hace es intentar arreglar el problema con la mejora de la protección ante incendios.

En contexto

Preguntado por si habrá que modificar la programación, ha dicho que no, y ha precisado que lo que hay que hacer es una inversión "seguramente cercana al millón de euros" para mejorar las condiciones de seguridad.

Lo que tiene ahora el Ayuntamiento es un plan en el que se determina que el aforo máximo es de 1.500 personas, de manera que no puede darse la "especie de circo" que, a su juicio, existía antiguamente, cuando en los pasillos de evacuación "había ferias de todo tipo". El edil ha dicho que el inicio de estas obras se fijará en función de los proyectos que se están haciendo.

Por último, ha considerado que si él fuera concejal del PP con responsabilidades en el tema, como es el caso del popular José Ramón Pando, que ayer preguntó por las instalaciones en el pleno, sentiría "vergüenza ajena" y tendría que pedir perdón por la gestión del centro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos