Caunedo propone reinventar El Fontán como un mercado gastronómico

Agustín Iglesias Caunedo saluda a un comerciante de El Fontán en presencia de los ediles José Ramón Pando y Belén Fernández.
Agustín Iglesias Caunedo saluda a un comerciante de El Fontán en presencia de los ediles José Ramón Pando y Belén Fernández. / P. L.

Insta una reforma del modelo de la plaza para aumentar las horas de actividad y que sirva como impulso para el Oviedo Antiguo

G. D. -R. OVIEDO.

Las plazas de abastos, los mercados tradicionales, llevan años transformándose y reinventándose como espacios dedicados a la alimentación y la gastronomía, siguiendo el modelo inaugurado por La Boquería en Barcelona o el mercado de San Miguel en Madrid. Algo así propuso ayer el portavoz del Grupo Municipal del PP, Agustín Iglesias Caunedo, para el más que centenario mercado de El Fontán. «La gastronomía se ha convertido en uno de los motivos más importantes para viajar a nuestro país y dentro de nuestro país, hay que aprovecharlo para que el mercado de El Fontán se consolide como un recurso turístico para la ciudad», defendió el líder de la oposición.

El popular, tras reunirse con los vendedores de la plaza, presentó dos proposiciones. La primera para que el equipo de gobierno se reúna con los concesionarios, Mercado El Fontán S.A., para elaborar un proyecto que transforme el actual mercado de abastos en un «atractivo para los visitantes» y un activo económico para «la recuperación del Oviedo Antiguo». Caunedo propuso fijarse en el mercado de Valladolid como modelo, porque «es el que mejor se adapta a las condiciones de El Fontán».

La idea que subyace en la propuesta del popular y que ya ha sido barajada en otras ocasiones es que complementar la oferta de alimentación de calidad de la plaza con usos gastronómicos, permitirá «aumentar la ocupación» y «ampliar los horarios de uso». Dos factores que ayudarían a consolidar la plaza de abastos como generador de actividad comercial y económica alternativa al monocultivo de bares de copas del casco viejo.

Los populares también registraron ayer una proposición para aprobar «un plan de choque para el mercado». Entre otras actuaciones se incluiría el arreglo de la cubierta de la plaza, la pintura de las fachadas y mejoras en las calles aledañas. Caunedo sostuvo que se trata de obras necesarias cuando ya se cumplen casi 25 años desde la rehabilitación de 1994, cuando el Ayuntamiento unificó las plazas de la carne y el pescado en El Fontán y privatizó su gestión en manos de los comerciantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos