San Miguel de Lillo cambiará su puerta por otra similar y mejorará la ventilación

D. LUMBRERAS OVIEDO.

El pleno del Consejo del Patrimonio Cultural de Asturias dictaminó ayer que, de acuerdo con un nuevo estudio, la puerta de acceso a la iglesia prerrománica de San Miguel de Lillo, que la parroquia del Naranco pretende sustituir, tendrá una forma similar a la ya existente. La puerta, con forma de arco de medio punto, fue reparada en 2011 porque los anclajes estaban cediendo.

Por otro lado, informa el Principado, «se han planteado algunos detalles técnicos que mejoren la ventilación del templo y otros para garantizar una conservación óptima del edificio y de sus pinturas». Estos últimos trabajos se realizarán «cuando finalicen los estudios y trabajos de restauración previstos para los próximos años». Actualmente, el restaurador Jesús Puras se encuentra trabajando sobre la figura de 'El Entronizado', una figura del siglo IX, tras una adjudicación de urgencia. El Ministerio de Cultura arreglará las otras pinturas, ejecutando un proyecto del gobierno autonómico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos