Un millón de euros para luchar contra la pobreza energética

EL COMERCIO

Con el cierre del presupuesto en ciernes, Marisa Ponga destacó dos apartados de sus competencias con cargo al gasto de 2018: por un lado, la ayuda a domicilio y la dependencia; y por el otro, la línea de ayuda contra la pobreza en la que el Ayuntamiento asumirá 570.000 euros más de los 511.000 que aporta el Principado para este fin. «Vivimos una realidad social de envejecimiento y no somos ajenos a lo que pasa en el resto de España», explicó la concejala. «Tenemos que abordar la ayuda a domicilio de manera progresiva. Lo que queremos es continuar y que no haya lista de espera en teleasistencia y asistencia a domicilio. E incluso hacer campañas para que más personas se acerquen a este servicio», relató Ponga. El otro gran incremento en las cifras de la partida de ayudas de emergencia que engloba «todas las ayudas y que se pueden traducir en alimentación, ayudas al alquiler, pobreza energética y la convocatoria para familias con menores de la que hay un incremento considerable».

Fotos

Vídeos