Misterios y falsedades sobre el origen de Oviedo

La inscripción de Wímara, en la cripta de Santa Leocadia de la Catedral. / PIÑA

La última jornada del simposio internacional gira en torno al convento de San Vicente, fundado en el año 781

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

El origen de Oviedo sigue siendo discutido y discutible, por lo que aún queda mucho por investigar. Esa fue la principal conclusión del simposio internacional 'Centros de Poder en la Alta Edad Media', que ayer celebró su última jornada en el Edificio Histórico de la Universidad.

«El aspecto más sugerente y difícil de saber es el estado de Oviedo en los primeros tiempos de la monarquía asturiana e inmediatamente anteriores. Sabemos con certeza que hubo ocupación romana, pero es extraordinariamente difícil determinar su envergadura», expuso la profesora Raquel Alonso, encargada de concluir la cita científica.

Alonso sintetizó que, mientras es conocido que Oviedo fue un núcleo de interés político y religioso antes de la fundación 'oficial' en el año 761 por Máximo y Fromestano, aún se desconoce mucho sobre qué papel jugaba en el entorno regional. Los estudios de contexto, apuntó, «pueden ser clave en la investigación posterior». Saber lo que pasaba en Galicia o en los territorios francos «nos ayuda a poder reconstruir» la ciudad de la Antigüedad tardía.

El catedrático emérito Francisco Javier Fernández Conde impartió una conferencia sobre San Vicente de Oviedo, el monasterio creado por Máximo y Fromestano. Y aseguró sin tapujos que su documento fundacional es «falso» y se elaboró a partir de otros en el siglo XII. Se trataba de una práctica común en los establecimientos religiosos por aquellos tiempos que, al desconocer sus orígenes, los mitifican.

Conde argumentó su postura frase por frase del texto, que distribuyó entre los asistentes. Así, la presencia de los veintiséis monjes que se unieron para formar el monasterio al principio y no al final del documento ya hace saltar las alarmas. Luego, «anda vacilando el autor entre Máximo, Fromestano y la iglesia de San Vicente». También negó que Oviedo fuese un monte yermo en el 781, como apunta la carta.

«La carta fundacional no se puede tomar al pie de la letra, pero es interesante por el contexto en el que se hizo. Tal vez hubo monasterio en el año 781, pero no sabemos nada de él», defendió el docente. Además, hasta el siglo X no se diferencia de manera clara entre monjes y canónigos, lo que acrecienta la confusión entre los eruditos.

Tras escuchar a Conde, el profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona Daniel Rico se atrevió a formular una hipótesis: «En Oviedo sabemos casi seguro que estaba el monasterio, tenemos una inscripción del siglo VIII, la de Wímara, en la cripta de Santa Leocadia, en la Catedral. La gran 'machina eximia' (máquina sagrada) a la que se hace referencia en la inscripción podría haber sido el monasterio de San Vicente».

Rico también resumió la intervención de su colega Eduardo Carrero, que no pudo asistir por enfermedad al simposio. Frente a la idea de los años 80 de una Oviedo primigenia muy «indigenista» o de monumentos a la imagen romana, «con mucho mármol y capitel», «la imagen de Carrero es una ciudad poco ciudad, poco romana. Hecha desde la tradición visigoda con medios económicos muy humildes comparado con Aquisgrán (la capital de Carlomagno). Una ciudad más bien de madera y de barro, muy militar».

En su intervención, Rico también relató que a las afueras de Viseu (Portugal), en la capilla de San Miguel do Festal, del siglo XVIII se encuentra la supuesta tumba de Rodrigo, el legendario rey visigodo . El original de su epitafio, la famosa frase 'Aquí descansa Rodrigo, último rey de los godos', se perdió, lo que lleva al profesor a dudar de que este sea el auténtico sepulcro: «Diría que no, Claudio Sánchez Albornoz estaba convencido».

El concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, clausuró el simposio internacional, el segundo de estas características en la ciudad tras el dedicado al Camino de Santiago el año pasado alabándolo como una iniciativa para «socializar el conocimiento» entre la ciudadanía. Y se comprometió «a que el lunes comencemos a trabajar en el tercer simposio».

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos