«Los módulos del consultorio de La Manjoya son un poco pequeños»

Recaredo Rodríguez, uno de los primeros pacientes que pasó consulta en el modulo prefabricado de La Manjoya. /  H. ÁLVAREZ
Recaredo Rodríguez, uno de los primeros pacientes que pasó consulta en el modulo prefabricado de La Manjoya. / H. ÁLVAREZ

Los pacientes estrenan la caseta prefabricada habilitada por la Consejería de Salud hasta la reforma del consultorio periférico

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Tras un mes con gripe, Recaredo Rodríguez acudió ayer a la consulta médica de La Manjoya, convirtiéndose en uno de los primeros en estrenar el módulo prefabricado habilitado por la Consejería de Salud a la espera de la reforma del centro de salud, paralizada por la prórroga presupuestaria. Las instalaciones le parecieron «una maravilla», sobre todo comparándolas con el antiguo edificio, ya cerrado al público, del que recordó un «olor insoportable», cortes de luz y falta de servicios básicos como la calefacción: los propietarios de la farmacia de la zona eran quienes acudían, explicó, a encender los radiadores «dos horas antes» de las consultas para calentar estos espacios.

Eso sí, aunque se manifestó a favor del cambio, esperó que esto sea una solución provisional para poco tiempo: «Hay una promesa de que la obra se hará a pesar de la prórroga presupuestaria», advirtió el paciente, que además es vicepresidente de la asociación de vecinos Llamaoscura-Pereda.

El nuevo espacio, que abre los martes y jueves de 12.30 a 14 horas, recibió elogios y también críticas. A Manolo Almeida, otro de usuarios que acudió en este primer día, la caseta le pareció incómoda y de escaso tamaño. «Los módulos son muy largos pero no anchos y el espacio de la consulta es un poco pequeño», señaló ayer tras su consulta a la doctora por un dolor de cabeza.

Susana Fidalgo, otra paciente, apuntó a una falta de medios: «Es la primera vez que vengo al médico a La Manjoya y no hay servicios básicos como para hacer un electrocardiograma».

Por otra parte, el vicepresidente de la asociación vecinal aprovechó la ocasión para pedir a los residentes de la urbanización de La Manjoya que vayan al médico de la localidad: «Algunos se oponían a ir al consultorio por el estado, pero les rogamos que se apunten aquí porque así lograremos un pediatra todos los días».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos