«El momento en el que ves cómo brota una semilla es pura magia»

Toni Jardón, en su huerta de Las Regueras.
Toni Jardón, en su huerta de Las Regueras. / Mario Rojas
Toni Jardón ‘La huertina de Toni’

Informático de profesión, sus consejos para cuidar de las huertas sumancasi medio millón de seguidores en Youtube

LORETO BARBÓNRibera de Arriba.

Para algunos, la magia es lo sobrenatural, pero para Toni Jardón, es lo meramente natural: ver brotar una semilla o cómo salen los primeros frutos de un árbol. Este asturiano de adopción, el creador de ‘La huertina de Toni’ tiene casi medio millón de seguidores en YouTube y todo un mundo que compartir con aquellos que quieran iniciarse en el mundo de la agricultura o aprender algo nuevo de la manera más sencilla y directa posible, porque «la huerta engancha».

¿Cuándo sintió la ‘llamada de la tierra’?

–Desde pequeño me llamó la atención todo este mundillo. Vivíamos en una casa con jardín y siempre me gustó experimentar con las plantas. Le cogía semillas a mi madre y las sembraba en un trozo de parcela que me dejaron para probar. Ahí empezó todo. Me di cuenta de que ver germinar una semilla me emocionaba muchísimo. Así que cuando conseguí un terreno propio, en Las Regueras, ya me puse más en serio. Investigué, hice cursos, talleres, leí libros... Y, sobre todo, mucho ensayo y error.

¿Hay que cometer muchos errores para dominar la huerta?

–Es necesario, porque esa es la mejor manera de aprender y no tropezar dos veces con la misma piedra. Es muy común cometer errores ‘de principiante’, por falta de información o de experiencia. Muchas veces caemos en el error de regar en exceso y ahogamos las plantas.

¿Qué recomendaciones daría a quienes quieran preparar por primera vez una zona para cultivar?

–Lo ideal es que empiecen con un terreno pequeño y con cultivos poco exigentes, como las lechugas. Si no, te acabas agobiando y lo mandas todo a tomar viento. Pero si lo llevas bien te enganchas. Yo mismo empecé con una huerta pequeña y ahora estoy trabajando en una zona de cien metros cuadrados.

¿Qué tiene plantado en ese terreno?

–De momento estamos cosechando lo último de invierno: habas, guisantes y algunos repollos que nos puedan quedar. Además, en apenas un mes cogeremos los ajos para poder empezar con lo fuerte: calabacín, pepino, calabazas, tomate, pimiento, berenjenas... Hay que tener variedad y aprovechar el espacio al máximo.

Algunas dificultades

¿Hay algún cultivo que se le resista?

–Lo más difícil de cultivar para mí, ahora mismo, son los chiles habaneros y los jalapeños. Tienen muchas necesidades de calor y de luz, a veces les cuesta crecer... Pero, gracias al invernadero, me están yendo bastante bien. Voy a intentar que se adecuen a las condiciones que tenemos aquí: de estos habaneros sacaré semillas, porque la madre de esas semillas ya ha estado un tanto adaptada a este clima. Es algo que funciona por generaciones de plantas: las nuevas se amoldan mejor que sus antecesoras.

¿Qué más tiene en el invernadero?

–Ahí es donde hago ‘mis experimentos’ y donde mejor me lo paso. Tengo un kiwano, que es una especie de mezcla de pepino con sabor a limón, y es la primera vez que lo siembro. También he plantado cacahuetes pero no se dan muy bien. Todo lo que quiero experimentar y lo raro lo tengo en el invernadero, para mí es como una especie de laboratorio.

¿Han sido sus experimentos los que le animaron a darse a conocer en internet?

–En realidad fue fruto del azar. A mí me gusta mucho el teatro, la interpretación, el mundo audiovisual y la huerta. Al final lo mezclé todo. Yo seguía a un señor, por YouTube, que sembraba ajos elefantes. ¡Son tremendos! Tienen una cabeza de unos quince centímetros. Un día le pedí unos ajos y me los mandó. Me pareció tan curioso que una persona desconocida me mandase ajos que grabé un vídeo de cómo los plantaba en mi huerta para darle las gracias. Subí el vídeo y empezó a verlo gente, parecía que gustaba. Así que al mes subí otro vídeo sobre cómo sembraba habas. También gustó mucho, incluso más que el de los ajos. Continué subiendo vídeos y así empecé, hace cinco años.

Fenómeno en internet

Tiene casi medio millón de seguidores en YouTube y unos dos millones y medio de visitas al mes. ¿Por qué gusta tanto ‘La huertina de Toni’?

–El canal ha podido triunfar porque mucha gente hereda terrenos que igual eran de sus abuelos y quierensacarles provecho cultivando, pero no tienen a nadie que les enseñe. La gente joven se maneja mejor con las nuevas tecnologías y yo quería explicar las cosas como me hubiera gustado que me las explicasen a mí, por eso mis vídeos están currados. Invierto muchas horas, pero el resultado es muy agradecido.

¿Cuál es su vídeo más popular?

–Es curioso porque, en un principio, no lo quería grabar. Es sobre cómo hacer un enraizante natural con lentejas. Pensé que era algo que ya se sabía de antemano y que no tendría interés, porque nuestros mayores, cuando hacían un esqueje, ponían una o dos lentejas en la maceta para que la planta enraizase mejor. Al final grabé el vídeo, casi obligado por un amigo, y es de los más vistos del canal.

¿De dónde saca el tiempo para trabajar en la huerta?

–Para mí esto es una afición y, cuando algo te gusta, sacas tiempo de donde sea. He tenido momentos de grabar mientras estaba lloviendo, o llegar a casa a las once de la noche ya sin luz... Al final, el tiempo se consigue robándole horas al sueño, pero pero quedo muy satisfecho con el trabajo sabiendo que a la gente le sirve y le gusta. Es un hobby muy saludable.

Temas

Youtube

Fotos

Vídeos