«Casi cualquier móvil tiene una 'puerta trasera' y puede ser un dispositivo de escucha»

Stallman con su ordenador, ayer en Oviedo. /  A. PIÑA
Stallman con su ordenador, ayer en Oviedo. / A. PIÑA

Richard Matthew Stallman Programador de software libre«El software libre es respetar la libertad y la comunidad de sus usuarios. Es la única manera legítima y justa de ofrecerlo»

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

Richard Matthew Stallman (Manhattan, 1953) es un conocido informático y activista. Su ordenador no tiene cámara y no emplea móvil para evitar el control externo. A las 18 horas de hoy da una conferencia en el Calatrava sobre el software libre, movimiento que abandera: inventó el Copyleft. Recibe a EL COMERCIO en la casa de uno de los organizadores, descalzo, con simpatía y en un español con marcado acento yanqui pero muy fluido. Le gusta contar chistes, como: '¿Por qué el zumo se demora? Porque no es pera'.

-¿Cuál es la filosofía del software libre?

-Significa respetar la libertad y la comunidad de sus usuarios. Es la única manera legítima y justa de ofrecer software. También es aquel del que los usuarios tienen el control. Con uno privativo, el programa tiene el control de los usuarios y el dueño del programa ejerce poder a través de él. Priva de su libertad a quienes lo usan, por eso lo llamamos así.

«Trump acabó con la neutralidad de la red, pero ya con Obama era insuficiente»

-¿Cómo controlan los dueños del software privativo a los usuarios?

-Ellos deciden qué hace el programa y cómo, los usuarios no pueden cambiarlo, añadir o corregir. Esta es la injusticia básica, pero suele llevar a otras. El dueño siente la tentación de ejercer su poder, se corrompe e introduce funcionalidades malévolas ('malware'). Hoy en día, por ejemplo, para espiar a los usuarios tendrán 'puertas traseras', por las que, al enviar comandos, se puede maltratar al usuario. Los móviles de Apple y Microsoft censuran las aplicaciones. Usar software privativo suele significar ser víctima.

-¿Con un móvil pueden espiarnos?

-Sí, casi cualquier móvil contiene una 'puerta trasera' universal que se puede convertir en un dispositivo de escucha. Para recibir llamadas o textos un teléfono tiene que enviar una señal de 'aquí estoy', pero la misma señal lo ubica. Los estados han exigido que las redes de telefonía pongan equipamientos para tomar nota. Así pueden seguir a todo el mundo. Es ideal para la represión.

-¿Qué tipo de represión?

-La ley mordaza. España es un estado represivo, encarcelan a los disidentes por críticas. El seguimiento es injusto, debería hacer falta una orden de un tribunal. No solo el Estado puede escuchar con los dispositivos, también los criminales.

-¿Lo que imaginaba Orwell es real?

-Sí. También un ejemplo de 'puerta trasera' es el lector de libros de Amazon. Puede borrar cualquier libro a distancia. En 2009 borró miles de ejemplares de '1984'. Es orwelliano.

-¿Los programas privativos son más vulnerables?

-Varía mucho, porque hacer buena seguridad es difícil. Hay desarrolladores que lo hacen mejor y otros peor. Pero los critico por actuar con mala fe, ponen 'malware'.

-En Asturias muchas administraciones aún usan Windows XP.

-Usar software privativo es incumplimiento de la responsabilidad ante el pueblo. Que sea XP o, peor aún, 10 es un detalle que no debe distraernos, si fuera Mac sería igual. Si el estado usara solo sotware libre podría ahorrar mucho, pero la clave es la soberanía informática del país. Gasta mucho en armas, en informática ni siquiera lo intenta.

-Se habla de la interferencia de Rusia a través de internet.

-A veces lo intenta a través de los fallos de seguridad de los programas, cualquiera los tiene. También, por el uso de servicios como Facebook o Twitter, que no son programas y plantean otros problemas morales.

-Un usario normal, ¿cómo se puede beneficiar del software libre?

-Es casi automático. El control del software es particular y colectivo a la vez. Los no programadores no saben cambiar sus copias, pero los grupos son libres; algunos dirán los cambios que quieren y otros los implementarán. Los no programadores pueden lanzar un proyecto de financiación para pagar a un programador, pueden hacer lo que quieran. No necesitan la aprobación del desarrollador inicial. Que los usuarios tengan el control es la única defensa conocida contra 'las puertas traseras'.

-¿Qué rol tienen los derechos de autor en su movimiento?

-Existen, no quiero acabar con ellos. Aunque frecuentemente llevan a injusticias, hemos desarrollado la manera de emplearlos para defender la libertad de los usuarios, con licencias que dan las cuatro libertades (uso, copia, distribución y modificación). Copyleft, que inventé yo, las da y las protege.

-¿Cómo afecta el gobierno de Trump a la libertad de internet?

-Acabó con la neutralidad de la red, pero tal y como se estableció con Obama era insuficiente. Un proveedor de internet no debería poder tomar nota de con quién se comunica un usuario, excepto con una orden judicial.

-¿Qué le parece Oviedo?

-Esta vista (señala la Ronda Sur) es bonita. Llegué anoche (por el jueves), voy a disfrutar algo de la ciudad. (Dicho esto, reproduce una parodia cantada por él de 'Guantanamera').

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos