«En el mundo de la música es muy fácil salirse del buen camino»

Jesús y Daniel Oviedo, en una firma de discos en Oviedo. / ALEX PIÑA
Jesús y Daniel Oviedo, en una firma de discos en Oviedo. / ALEX PIÑA

Los sevillanos presentan esta noche en la Catedral su último trabajo, 'Gracias', que acompañarán de un recital acústico y baladas italianas

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

'Gracias' es el título del último disco de estos gemelos sevillanos que con su arte han revitalizado el fenómeno fan en España. Un título cargado de intenciones que representa la madurez de estos muchachos. Acaban de estrenar la mayoría de edad con la cabeza muy bien amueblada porque, dicen, que en esto de la música «hay que tener los pies en la tierra». Esta noche, a partir de las once, Daniel y Jesús Oviedo, 'Gemeliers', inundarán la plaza de la Catedral.

-Oviedo es un apellido muy carbayón.

-Daniel: Por supuesto que sí. Se supone que nuestros antepasados tendrían algo que ver. Estamos muy orgullosos de llevar este apellido.

«Nunca nos hemos planteado separarnos, ninguno de los dos lo va a dejar»

-Pero su acento no es nada asturiano.

-D: Para nada, nuestro acento es sevillano puro. Pero mi madre nos contaba historias sobre la procedencia de nuestro apellido y a mi padre siempre le gustó mucho el norte y veraneaba por Asturias. Una casualidad más.

-Seguro que muchas adolescentes desearían estar en mi papel: haciéndoles una entrevista.

-D: Eso es maravilloso y nosotros estamos encantados por eso hacemos todo lo posible para que esas niñas sean felices y seguro que te cambiarían el puesto rápido (risas).

-¿Cómo es eso de cantar con su hermano?

-D: Es algo distinto y especial porque no mucha gente puede experimentar esa sensación. No hay mejor manera de realizar tu trabajo que con tu hermano, además gemelo, y que comparte el mismo sueño que tú.

-¿Algo tendrá que decir el aludido?

-Jesús: Yo pienso que tenemos una conexión especial por el hecho de ser gemelos. Canto con una persona que quiero, con la que comparto las 24 horas del día y que lucha por el mismo sueño que yo.

-Han logrado resucitar el movimiento fan en España. ¿Cómo se lleva esa responsabilidad?

-J: Nosotros nos lo tomamos con mucha calma. Cuando nos metimos en 'La Voz Kids' llegamos con una pequeña idea por si al final triunfábamos pero nunca se nos pasó por la cabeza que pudiera llegar a este punto. Estamos preparados para todo, nos gusta la aventura y tenemos la familia al lado que nos mantiene los pies en la tierra y mucha gente adulta que nos guía por los buenos caminos.

-¿Hay muchos caminos oscuros en este mundo de la música?

-J: En el mundo de la música y en todos. Es muy fácil salirse del camino porque hay gente que no es lo que parece, como en todos lados, pero también gente buena que es lo que nosotros buscamos.

-Han alcanzado el éxito muy jóvenes. ¿Hay vértigo?

-J: Nosotros siempre vivimos el momento lo que pase en un futuro muy lejano no nos gusta planearlo. Están nuestros estudios por delante, que es lo más importante que tenemos ahora mismo como proyecto, luego nuestra carrera y seguir siendo felices.

-Gemeliers es cosa de dos. ¿Qué ocurriría si uno de ustedes decidiese dejar la música?

-J: No nos lo hemos planteado nunca porque nosotros nos conocemos muy bien y sabemos que ninguno de los dos lo va a dejar. Pero si llega, todo sería cuestión de hablarlo, eso sí, nunca nos pelearíamos porque la decisión que tome cada uno siempre se va a respetar.

-¿Qué va a recibir Oviedo esta noche?

-Daniel: Toda la energía de nuestra gira con un espectáculo ameno con una producción magnífica. Es un 'show' dividido en varias partes. En la primera alternaremos canciones nuevas con antiguas. Luego habrá una parte acústica con lamparitas, para que la gente se relaje, algo más íntimo y personal. La tercera parte habrá canciones italianas y baladas.

-¿Habrá tiempo para disfrutar de San Mateo tras el concierto?

-D: Seguramente disfrutaremos antes, sobre todo de la comida que aquí se come muy bien.

Fotos

Vídeos