«La muralla urge una limpieza, su estado es lamentable»

La maleza invade el tramo de la muralla de la calle Paraíso . / PABLO LORENZANA
La maleza invade el tramo de la muralla de la calle Paraíso . / PABLO LORENZANA

El edil de Ciudadanos Luis Zaragoza critica que la fortificación está repleta de maleza y suciedad y pide que se instalen paneles informativos

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Para Ciudadanos el estado de la muralla es «lamentable». La maleza invade parte de la fortificación, la piedra está sucia y en algunos tramos los cantos se han desprendido. Por esta razón, pide a la concejala de Infraestructuras y Servicios Básicos, Ana Rivas, que se ponga manos a la obra para mejorar su imagen, después de que en septiembre se adjudicase al arquitecto José Ramón Fernández Molina el proyecto de redacción de limpieza de la fortificación. «Hace diez meses que se encargó este plan y en todo este tiempo no se ha hecho nada. Sin ir más lejos, en la comisión de Urbanismo que se celebró la semana pasada, la edil del ramo contestó que este procedimiento estaba bloqueado», aseguró Zaragoza, si bien Ana Rivas precisó este lunes que el proyecto está en manos de los técnicos regionales de Cultura para su revisión al ser un espacio protegido.

Zaragoza ofreció ayer una rueda de prensa ante la muralla, en la confluencia de la calles San José y Postigo Alto. Según su punto de vista, «su mal estado» y la escasa información sobre su existencia impide que los turistas disfruten de este monumento y son muchos los que se van de la ciudad sin contemplarla. «La muralla es la gran desconocida. Se deberían instalar diferentes paneles informativos» a su alrededor, que explicasen su historia. De igual forma, criticó la inacción del equipo de gobierno, ya que durante los dos años que llevan al frente del Ayuntamiento no han hecho ninguna actuación de mejora. «Nosotros pedimos a través de una moción, que será debatida en comisión, una serie de medidas urgentes para evitar que lleguemos al tercer verano de inacción».

Actuaciones

El proyecto que el arquitecto José Ramón Fernández Molina ha realizado contempla tres actuaciones: una fase de desbroce, otra de estudio y una última de consolidación. Los trabajos no serán fáciles, ya que deberán hacerse con sumo cuidado para no dañar ninguna de las piedras que compone la fortificación y además el adjudicatario de las obras deberá hacer un estudio petrológico para conocer cada uno de los cantos y decidir con qué productos consolidarla.

El proyecto también recoge una peatonalización o restricción del tráfico de la calle Paraíso, donde se ubican esos trescientos metros de muralla con ocho metros de altura. El edil de Ciudadanos ve con muy buenos ojos esta iniciativa, ya que no solo se protegería la muralla de la contaminación, sino que los locales que están en la actualidad vacíos se pondrían en valor. «Ahora estamos pidiendo que se realicen actuaciones de carácter urgente, pero también se deben favorecer sus accesos y su información».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos