Todos por el Naranco ve insuficientes los planes municipales para el monte

La fuente de los Pastores. / M.R.
La fuente de los Pastores. / M.R.

Considera que el plan especial en el entorno de los monumentos es «light» y apuesta por declarar la sierra «monumento natural»

G. D. -R. OVIEDO.

El anuncio por parte del Ayuntamiento de la licitación del contrato para la redacción de un plan especial con el que desarrollar dos actuaciones aisladas, que sumarán 310.000 mmetros de zonas verdes en el entorno de los monumentos prerrománicos, desató ayer las críticas de la plataforma Todos por el Naranco. Su portavoz, Ángel del Valle, calificó la propuesta de «light» y el conjunto de la actuación como «acotamientos florales» que no solucionan los problemas medioambiantales y de antropización del monte.

Del Valle destacó que el desarrollo de estas zonas verdes es una actuación «a todas luces insuficiente» y que no aborda el problema del crecimiento de la edificación que prevé el actual plan general en las zonas calificadas como núcleo rural disperso. Inistió en que la mejor fórmula para garantizar la protección de la sierra «es declararla monumento natural, esa es la figura que defendemos», concluyó.

El contrato licitado por el Ayuntamiento es, en realidad, es el segundo intento -una primera contratación quedó desierta el año pasado-, pero los objetivos no varían: crear un nuevo parque de 310.000 metros cuadrados entre la pista finlandesa y San Miguel de Lillo. Un espacio «público que ayudará a proteger los monumentos prerrománicos y a recuperar su entorno», según explicó en su día el concejal de Urbanismo.

Se trata, en concreto, de las actuaciones aisladas 2 y 4. La primera, en el entorno más inmediato de los monumentos, desde la curva del Mirador y hasta el pie de la fuente de los Pastores, suma 160.714 metros; la segunda, con 148.462, abarca la ladera que une los monumentos con la pista finlandesa y, hacia el otro lado de la carretera. Ambas se abordarán como una sola actuación -el plan general lo permite- con el objetivo de transformar estos suelos en un espacio verde como parque forestal repoblado con especies autóctonas. La intervención será mínima. Las fichas desaconsejan los movimientos de tierras, dañar las masas de arbustos y abrir nuevas vías o accesos rodados que no sean restringidos.

El concejal confió en llegar a acuerdos con los propietarios afectados, antes de tener que recurrir a un expediente expropiatorio. Sobre todo teniendo en cuenta que se trata de suelos de especial protección destinados a zona verde y en los que parte de las edificaciones existentes se encuentran, por tanto, fuera de ordenación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos