Naves y Villaperi tendrán transporte tras la reforma del bus

Villaperi tendrá transporte público que le unirá con La Corredoria. / J. DÍAZ
Villaperi tendrá transporte público que le unirá con La Corredoria. / J. DÍAZ

Las 222 alegaciones a la reordenación de las líneas ya han sido estudiadas técnicamente y falta consensuar su resultado con los vecinos

D. LUMBRERAS OVIEDO.

Situada al norte, en la falda del Naranco, la una, y al sureste, la otra, las localidades de Villaperi y Naves carecen de transporte público. Solamente esta última lo tuvo, por carretera, alguna vez, gracias a una empresa que ya quebró, con lo que tocaría esperar a que finalizase la concesión pública para llevar hasta allí las líneas de TUA. Pero los vecinos demandan el servicio, y la concejala de Infraestructuras, Ana Rivas, asegura que lo tendrán, en cuanto acabe de resolver las 222 alegaciones a la reforma de los autobuses urbanos.

«Estamos con las líneas, hasta que no se acabe con ello no podremos empezar con el resto, va todo en cadena», explicó la edil. Está también pendiente de determinar cómo se prestará este transporte rural de baja capacidad, si en turismos estilo taxi a demanda, como los que por un tiempo se propusieron para la ladera noroeste del Naranco, o con furgonetas pequeñas. En todo caso, se implementará en «los dos lugares a la vez». También se consensuarán con los vecinos las paradas.

CAMBIO EN TRANSPORTE

Propuesta:
el Ayuntamiento quiere cambiar el trayecto de diez de las trece líneas de autobús y crear una rápida, la R.
Alegaciones:
se han presentado 222 a las nuevas líneas, que ya se han comprobado técnicamente. Falta consensuar 4 recorridos.
Zona rural:
se creará un transporte de baja capacidad a Naves y Villaperi .

Como ya había explicado Rivas, la idea del equipo de gobierno es que «habrá un transporte con el mismo billete que hará un recorrido varias veces al día hasta la parada más próxima». Geográficamente, las líneas que quedan más cerca son la L San Andrés de Trubia-Tudela Veguín a Olloniego (y así, además, se daría opción a subirse a los residentes en La Mortera, se comprometió la edil en una presentación a los vecinos) en el caso de Naves, y la C Lugones-Facultades de El Cristo a los de Villaperi, por cuya carretera se accede fácilmente a La Corredoria.

Quedaría por concretar también quién prestaría este servicio. TUA, concesionaria de los buses urbanos puede ofrecerse preferentemente para prestarlo, pero es probable que lo realice otra empresa.

En otro orden de cosas, Rivas avanzó que ya «se han comprobado», para saber cuáles son viables desde el punto de vista económico y técnico, las 222 alegaciones presentadas a la reordenación de las líneas de TUA, que cambian diez de los trece recorridos y crea uno nuevo, la línea 'rápida' bautizada con la letra R y que discurrirá del polígono del Espíritu Santo a El Cristo. Además, se ha «tomado la decisión de cuáles se van a aceptar y cuáles no».

La concejala explicó que, finalizado el proceso, «cuatro líneas nos han hecho dudar» de cuál debe ser su recorrido. En los próximos días, se reunirá con las asociaciones de vecinos, algunas de las cuales presentaron alegaciones contradictorias (si se atendían unas, se anulaban otras) para intentar llegar a un acuerdo. Rivas no detalló de qué cuatro se trataban. No obstante, en un encuentro anterior con los residentes de la ciudad, ya reconoció que la línea circular F, a la que se le añadió a duras penas paradas en la expansión por Ciudad Naranco y Prados de la Fuente, se encontraba «superajustadísima en tiempo». De la línea R, dijo que era «estrambótica», pero «si funciona, será la bomba».

Además, el 70% de las alegaciones se concentraron en dos líneas. Una fue la A Llamaquique-Centro Asturiano, que, por recomendación del comité de empresa de TUA (los conductores tienen que recortar sus descansos para cubrir el retraso), en la propuesta municipal cambia su cabecera al Centro Médico, una decisión que no convence a los residentes en La Manjoya. La otra fue la B, Fitoria-Olivares, que ampliaría su recorrido hasta La Bolguina para acercar a los vecinos de la falda suroeste del Naranco al consultorio de La Ería. Rivas descartó alargarla hasta El Escamplero, en el vecino concejo de Las Regueras, por motivos económicos.

La actual propuesta de reordenación presentada por el equipo de gobierno aumenta un 15% los kilómetros recorridos, hasta 220, y costaría 200.000 euros. Una vez contestadas todas las alegaciones, el siguiente paso administrativo es la aprobación inicial; luego viene un periodo en el que cualquiera puede presentar enmiendas y de ahí se pasa a la aprobación definitiva. A continuación, debe tramitarse una modificación del contrato entre el Ayuntamiento y TUA. Si todo marcha bien, este proceso podría estar terminado en cuatro meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos