¿Necesita indicadores Mafalda?

Mafalda, la escultura por la que todos preguntan./Álex Piña
Mafalda, la escultura por la que todos preguntan. / Álex Piña

Turistas y carbayones lamentan la falta de señalización e información de los principales enclaves del Campo de San Francisco

Cecilia Pérez
CECILIA PÉREZ

¿Dónde está la estatua de Mafalda?, ¿había una iglesia aquí?, ¿cómo se llamará este árbol tan curioso? Son preguntas que en más de una ocasión se escuchan en el entorno del Campo de San Francisco de Oviedo. Los turistas, los primeros, pero los carbayones también quieren conocer los entresijos del parque. La demanda más acusada es que falta señalización e información de los puntos más relevantes de este jardín histórico. El ejemplo lo pone Juan Carlos Aparicio. Como buen historiador del Arte se hace eco de una confusión recurrente en torno a los restos de la portada románica situada en el corazón del Campo. «La gente cree que son las ruinas de un monasterio en honor a San Francisco, pero realmente son los restos de la primitiva iglesia de San Isidoro, que estaba ubicada en la actual plaza del Paraguas», explica Aparicio.

Los restos que hoy se conservan son fruto del traslado que hizo el Ayuntamiento en 1929 de las ruinas de la iglesia primitiva al Campo de San Francisco. Para evitar confusiones como esta, Juan Carlos Aparicio propone diseñar paneles informativos «bien documentados y con iluminación».

El Ayuntamiento prepara un proyecto para señalizar toda la flora del Campo

El Ayuntamiento de Oviedo no es ajeno a estas quejas de falta de señalización y está trabajando en el desarrollo de un proyecto de de identificación de los equipamientos y diversidad botánica del Campo de San Francisco. En total, 22.000 euros destinados a mejorar la «señalética» del parque que «no ha sido sido objeto de revisión desde al menos dos décadas y supone, en la actualidad, una carencia visible a los ojos del visitante», recoge la documentación técnica del proyecto.

La propuesta hace hincapié en los carteles identificativos de la flora del Campo de San Francisco. «Muchos han desaparecido y los que quedan o son incorrectos o están en muy mal estado», apunta Tomás Díaz, catedrático de Biología de la Universidad de Oviedo. Trabaja codo con codo en la redacción de los nuevos carteles identificativos, que beberán de las fuentes de un catálogo general que está preparando la Universidad sobre la flora y vegetación del parque. «Servirá para establecer qué tipo de árboles, arbustos y plantas hay para ser identificadas mediante etiquetas», explica García. Para ello, han elaborado un exhaustivo trabajo cartográfico en que «hemos localizado cada árbol del Campo», apunta el Catedrático.

Las nuevas etiquetas recogerán la identificación correcta de cada especie vegetal a través del nombre científico de la planta o árbol, «el único con valor universal», especifica Tomás Díaz. También aparecerá el nombre popular con el que se conoce a la especie vegetal en cuestión, la familia botánica a la que pertenece, la distribución de la planta a nivel mundial para distinguir si se trata de una especie autóctona o exótica e información sobre si es de hoja perenne o caduca.

Todo esto irá acompañado de otro proyecto que incluye visitas guiadas al Campo de San Francisco a través de una colaboración entre el Real Instituto de Estudios Asturianos y el Ayuntamiento, con el objetivo de promover un recorrido histórico a través de los entresijos del jardín carbayón.

Fotos

Vídeos