Un niño de 13 años denuncia un intento de secuestro en Ventanielles

La Policía Nacional investiga los hechos mientras la víctima regresa a clase «con normalidad» en el IES Pérez de Ayala

D. L. OVIEDO.

La Policía Nacional investiga la denuncia de «un menor que refiere haber sido objeto de un intento de secuestro en la zona de Ventanielles», concretamente en la calle Río Sella, junto al colegio público, anteayer por la tarde, según confirmaron fuentes oficiales.

El alumno, que tiene 13 años acudió ayer a clase «con normalidad» en el Instituto Pérez de Ayala. «La Policía vino y está investigando», indicó el jefe de Estudios del centro, Manuel Soto, quien calificó al estudiante como un chico «corriente».

Del asunto se está ocupando la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional, después de recibir la denuncia a última hora del miércoles, que presentó el menor en compañía de su familia. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía relataron que se está llevando a cabo «una investigación con visionado de cámaras y toma de testificales para determinar la certeza de los hechos».

El suceso encontró amplio eco en las redes sociales, donde circuló una imagen alertando del intento de secuestro, con el mensaje: «No es un bulo, fue presenciado hace rato por adultos. El niño tiene el brazo arañado y no consiguieron cogerlo». Este último extremo no fue confirmado ayer por fuentes oficiales.

La presidenta de la Asociación Ventanielles Actividades, Blanca Fernández, pudo ver lo que sucedió después del posible intento de secuestro. Poco antes de las tres de la tarde, en el parque frente al centro social de Ventanielles, muy cercano al colegio, «vi al niño llorando, corriendo hacia un hombre que estaba sentando en un banco. Le enseñaba el brazo, como diciendo 'me cogió'. Estaban los dos llorando y el niño contaba que lo habían intentado llevar del brazo y meter en una furgoneta. Venía del instituto. Luego llegó la Policía Nacional», relató.

Desde el Cuerpo Nacional de Policía hicieron ayer un «llamamiento a la prudencia» y pidieron que se deje trabajar a los investigadores. Reclamaron calma ante este tipo de casos, que generan mucho revuelo y alarma social.

Hace unas semanas, un aviso en las redes sociales alertaba del intento de secuestro de una chica de 20 años. La Policía Nacional lo desmintió rotundamente y llamó a no difundir informaciones de este tipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos