Oviedo ya es también Uviéu

Del Páramo, defendiendo ayer la nueva toponimia, detrás las portavoz de Somos, Ana Taboada, e IU, Cristina Pontón / P. L.
Del Páramo, defendiendo ayer la nueva toponimia, detrás las portavoz de Somos, Ana Taboada, e IU, Cristina Pontón / P. L.

El Pleno aprueba la nueva toponimia con la oposición de PP y Ciudadanos

Gonzalo Díaz-Rubín
GONZALO DÍAZ-RUBÍNOviedo

El Pleno aprobó ayer los 1.300 nuevos topónimos del concejo. Cuando la propuesta pase por el Consejo de Gobierno del Principado será tan oficial referirse a Oviedo como a Uviéu o a Uviéo, porque ni eso quedó claro. El concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández Del Páramo, señaló los errores y vacíos dejados por los sucesivos equipos de gobierno del PP en la zona rural, también en el mapa de parroquias o la zonificación de los núcleos. «Hemos tenido que recorrer el concejo y sus parroquias y ahora estamos teniendo que ponerle nombre», defendió el edil de Somos.

A la oposición no le convenció. Luis Zaragoza (Ciudadanos) pidió un trabajo serio: «Es una tarea muy compleja, que hay que hacerlo bien y que este gobierno hizo a través de un contrato menor, como casi todo. Las dificultades que encontró esta persona obran en el expediente», expuso y pidió al equipo de gobierno que retirase el documento. «La Llingua merece un respeto, un trabajo científico y serio», concluyó.

El popular Gerardo Antuña fue al detalle para exponer que mirando el expediente «no sabemos si votamos a favor de Uviéu, Oviedo y Uviéo, y no es un error, en el informe se repite hasta la saciedad». La duda quedó flotando en el aire. Nadie la resolvió hasta que el secretario leyó la siguiente proposición «al Pleno del Ayuntamiento de Oviedo/Uviéu». Arreglado.

«Estamos hablando de cooficialidad, ¿cuándo hemos utilizado cai Salsipuedes usted y yo, señor alcalde?», se preguntó Antuña, que terminó recordando que el «nombre del municipio no se pueda cambiar, las camisetas de los equipos de fútbol no pueden llevar Uviéu, porque son del concejo, no de la ciudad» y retando a Del Páramo a que si encontraba a dos personas, «que no vivan de esto que digan cai en lugar de calle, le voto esto». No dio tiempo. PP y Ciudadanos votaron en contra, pese a que había apoyado la propuesta en comisión.

El Huerna

A efectos prácticos fue casi lo único que hizo ayer el Pleno, con la salvedad de aprobar el estudio de implantacion para un colegio en La Pedrera en el que se ven las nuevas directrices de Urbanismo para la zona rural. Entre ellas, un canon del 5% para mejorar la seguridad vial del acceso, en este caso, pero que se usará para compensar al Ayuntamiento de los costes de la implantación de equipamientos en la zona rural.

El resto de las tres horas de la sesión ordinaria se consumieron aprobando por unanimidad, pero no sin debate, requerimientos al Gobierno central para que legisle contra la brecha salarial entre hombres y mujeres y para que elimine el peaje de la autopista del Huerna.

Las dos dejaron sensación de que crecen las divisiones entre los tres socios del equipo de gobierno. Somos e IU enmendaron la proposición del PSOE, que la aceptó, sobre la brecha salarial para comprometerse, además, a incluir cláusulas sociales en las contratas municipales. Contra el peaje, presentada y defenduida por la socialista Ana Rivas, hablaron todos, pero la portavoz de IU, Cristina Pontón, también lo hizo contra «quienes hoy proponen y apoyan» porque «han tenido un papel determinante en dejarnos como estamos, aislados». Rivas dejó caer que «algunos cuando no tienen capacidad de gobernar prometen mucho, pero cuando les toca gobernar, siguen haciendo lo mismo, vendiendo humo».

Fue lo más llamativo de una debate en el que Agustín Iglesias Caunedo pudo divertirse y sacar aquella autovía alternativa por Pajares que prometió Zapatero y de paso garantizar el apoyo de su grupo «a acabar con un peaje que discrimina a Oviedo y a Asturias».

Los populares llevaban una batería de preguntas sobre los contratos menores que, al depender ahora de cada concejalía, no pasan por la junta de gobierno y resultan opacos. El alcalde, Wenceslao López, anunció una nueva herramienta que pondrá todos los datos a disposición de los grupos y la ciudadanía en la web. Más problemas le causó una pendiente de María Ablanedo sobre quién cobraba en el patronato de la Fundación Premios Líricos, ante una insinuación en el anterior Pleno de Rubén Rosón en este sentido. Ayer se salió por la tangente otra vez. Antuña protestó y exigió al secretario que aclarase «si se podía dar por contestada». De perfil: «Hay una respuesta formal, su contenido es valorable», respondió el habilitado. Como se ponga de moda, no se contesta una pregunta más en Pleno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos