El nuevo contrato municipal de comedores escolares obligará a servir menús más sanos

Un grupo de alumnos en un desayuno en el comedor escolar del colegio San Pedro de los Arcos. / A. P.
Un grupo de alumnos en un desayuno en el comedor escolar del colegio San Pedro de los Arcos. / A. P.

El Ayuntamiento exigirá mejorar la calidad y más cuidadores en diecinueve centros públicos

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Un menú más sano, con productos de cercanía, de temporada y una mejora en el servicio de cuidadores para más de 2.200 alumnos que acuden a los comedores escolares gestionados por el Ayuntamiento en diecinueve colegios públicos de Oviedo. La Concejalía de Educación redacta estos días los pliegos del nuevo contrato, que quiere licitar cuanto antes para poner en marcha estas mejoras el próximo curso.

Le corre cierta prisa porque el concurso y el precio público por menú estimado tienen que estar listos antes de final de mes para que el contrato se adjudique antes del próximo verano, cuando se aprueben las ordenanzas fiscales de 2019 y antes de septiembre, cuando los estudiantes regresen a las aulas.

Más información

La concejala del área, Mercedes González, explica que se «ha contratado un estudio para lo que queremos hacer dada la especificidad de este pliego y por los plazos que manejamos para hacer el informe». Los pliegos variarán el precio seguro al alza, porque se valora ante todo la calidad del menú diario que recibirán los niños en sus colegios. También, «una nueva valoración de los costes de los cuidadores». «Tratamos de mejorar desde la experiencia de estos años y en las cosas que no están bien introducir modificaciones. Indudablemente eso repercute en la valoración del servicio, que será más caro, pero es de lo que se trata, de dar cada vez mejores servicios», apunta la concejala de Somos.

Más caro para el Ayuntamiento, pero no necesariamente para las familias. El precio de cada menú se establecerá en el futuro contrato; lo que pagarán los padres es una decisión política, que dependerá de la política fiscal del Ayuntamiento en las ordenanzas para 2019 y de la cuantía y perfil de las ayudas que se establezcan desde la concejalía.

Por eso, explica la edil, ha sido necesario contratar el estudio de viabilidad, que tendrá que estar listo este mes y en él, González verá reflejado un incremento de precio (3,77 euros diarios del menú en caso de acudir todo el mes), a cambio de incidir en la alimentación y la salud de los niños. «Todas esas mejoras que buscamos, como acudir a proveedores locales» o lograr una dieta más variada y equilibrada, «se van a ir reflejando en los costes», explica. «En el Consejo Escolar ya se habló con los expertos y buscamos una mejoría clarísima en cuanto a alimentación y el factor humano, en cuento al personal que atiende a los pequeños a la hora de comer en el colegio», añadió.

En ese estudio, necesario para redactar la licitación, tendrá que especificarse la relación de cantidades diarias de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, azúcares y grasas recomendadas para que la alimentación de los pequeños mejore a la actual. Así mismo, la procedencia de los productos y la preeminencia de platos de temporada, con alimentos frescos y saludables.

Diecinueve centros públicos, cuyo servicio ofrece en la actualidad la concesionaria Cook, se beneficiarán de esta medida. Son el Baudilio Arce, Buenavista I y II, Colloto, Dolores Medio, Fozaneldi, Lorenzo Novo Mier, Pablo Miaja, Parque Infantil, La Ería, San Pedro de los Arcos, Veneranda Manzano, Ventanielles, Germán Fernández Ramos, Tudela Veguín, San Claudio, Poeta Ángel González, Carmen Ruiz-Tilve y Guillén Lafuerza. En total, más de 2.200 alumnos de los 15.840 niños que acuden a los centros públicos del municipio.

Más becas

Todo ello cuando el gobierno municipal ha aumentado desde 2015 a este curso en un 70% las ayudas de comedor. De 1.600.748 euros de aquel curso a los 2.736.205 del actual, lo que se traduce en 4.856 niños becados por los 3.533 que había hace dos cursos. También invierte actualmente 220.600 euros en becas de desayuno, de las que son beneficiarios 800 alumnos de las más de 1.000 solicitudes recibidas.

El aumento de las ayudas ha disparado la demanda del servicio y tensionado la organización del mismo. El colegio público Parque Infantil, por ejemplo, tiene este año, por vez primera, tres turnos de comedor: de 13 a 14, de 14 a 15 y de 15 a 16, para los más mayores de los 250 alumnos que comen a diario en el centro. Todo ello causa problemas con los horarios de las extraescolares y una notable carga de trabajo para las cuidadoras. La escena se repite en muchos otros centros de la ciudad.

Fotos

Vídeos