La SOF convocará a los socios para aprobar los nuevos estatutos antes del 30 de junio

La SOF convocará a los socios para aprobar los nuevos estatutos antes del 30 de junio
Asistentes a la última asamblea de la SOF, en diciembre. / LORENZANA

Aprueba la liquidación de 2017 para poder solicitar la aportación extraordinaria del Ayuntamiento y dejar las cuentas saneadas

G. D. -R. OVIEDO.

La junta de gobierno de la SOF cumplió ayer con el guión y dio dos de los pasos prometidos por el equipo de gobierno para tratar de salvar a la histórica sociedad de festejos. De un lado, aprobó la liquidación del ejercicio 2017, lo que permitirá a la entidad solicitar una aportación extraordinaria al Ayuntamiento para pagar a los proveedores y dejar las cuentas saneada. De otro, dio el visto bueno a los nuevos estatutos que deberán ratificar los socios «antes del 30 de junio», explicó su presidente efectivo, Roberto Sánchez Ramos. Las nuevas normas internas desvinculan la sociedad del Ayuntamiento de Oviedo, del que ya no puede depender tras los últimos cambios legales, pero mantienen como sede un local municipal y borran cualquier referencia a La Ascensión. «Es una actividad municipal», justificó Sánchez Ramos, aunque eso está por ver, dependerá del informe encargado por el Ayuntamiento al catedrático Leopoldo Tolivar sobre las fórmulas de gestión de los festejos municipales, que actualmente organiza la Fundación Municipal de Cultura en virtud de una resolución de Alcaldía, pese a que no está entre sus funciones.

Tolivar tiene de plazo para entregar el documento hasta el 13 del próximo mes, lo que estrecha el margen para convocar a los socios a la asamblea, ya que, según el texto aprobado ayer la modificación de los estatutos debe abordarse en asamblea extraordinaria y requieren para su aprobación mayoría cualificada en la que los votos afirmativos supongan más de la mitad de los socios presentes o representados. Si la propuesta supera el trámite, la SOF deberá convocar un proceso electoral para elegir una nueva directiva, la primera en más de medio siglo sin la tutela y el respaldo municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos