Objetivo 2018: misión en el Líbano

Las autoridades militares asturianas pasan revista a los soldados de la primera compañía del Batallón Toledo del Regimiento Príncipe. /PABLO LORENZANA
Las autoridades militares asturianas pasan revista a los soldados de la primera compañía del Batallón Toledo del Regimiento Príncipe. / PABLO LORENZANA

El Regimento Príncipe volverá a salir al exterior el próximo año con 200 hombres | Los militares homenajean, como es tradición, al cabo Noval con un desfile y ofrenda floral entre aplausos y banderas

D. LUMBRERAS OVIEDO.

El Regimiento Príncipe volverá a realizar misiones exteriores. Será en noviembre de 2018 y en el Líbano. Unos doscientos hombres acudirán a realizar labores de «patrullaje, instrucción y control para garantizar que la situación esté estable». Incluso podrían ir a algún lugar de África, pero no está confirmado. Así lo anunció ayer su jefe, el coronel Raimundo Rodríguez.

Realizó este anuncio ayer en la calle Cabo Noval, donde el regimiento, como cada año desde hace quince, recordó al militar ovetense Luis Noval, fallecido en la Guerra de Marruecos la madrugada del 28 de septiembre de 1909. Se escucharon botas y gaitas a paso marcial y aquello de: «Guiones y banderines: rindan homenaje a los que dieron su vida por España».

Cada año se turnan en el acto los distintos componentes del Regimiento Príncipe: ayer le tocó a la primera compañía del Batallón Toledo. El capitán Daniel González, su líder, expresó que para él era «un honor rendir homenaje a alguien que representa muchos de los valores que deberíamos tener todos: patriotismo, compañerismo, unidad. No podemos dejarlo en el olvido».

Las autoridades militares pasaron revista a los soldados y leyeron la hazaña de Noval, quien en la Guerra de Marruecos, cuando los marroquíes avanzaban haciéndose pasar por españoles, gritó para advertir a sus compañeros , hubo entonces un fuego cruzado y murió diciendo: «¡Fuego! ¡Viva España!». Recibió la Cruz Laureada de San Fernando.

A continuación, se cantaron himnos militares, hubo un breve desfile y el coronel jefe Raimundo Rodríguez, con el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, coronaron la placa en recuerdo de Luis Noval. Acudieron centenares de ovetenses. En los balcones, banderas nacionales. «Me encantó. Cuando cantaron me emocionó, me siento muy patriota», opinó Carmen Rodríguez.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos