La obra de los depósitos de El Cristo, paralizada de nuevo

Estado actual de los depósitos de agua de El Cristo.
Estado actual de los depósitos de agua de El Cristo. / PIÑA

Alvargonzález Contratas solicita replantear el tramo de conexión de los reservorios con la arteria de abastecimiento de agua a Trubia

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

La necesidad, argumentada por la contratista de las obras, de modificar la conexión de los nuevos depósitos de agua con el abastecimiento a Trubia y San Claudio demorará de nuevo la entrada en servicio de los reservorios, por lo menos, hasta después del verano.

Las obras de puesta en servicio del nuevo sistema de abastecimiento en alta al municipio de Oviedo, que así se llama oficialmente el contrato que debía permitir la entrada en funcionamiento, trece años después de acabadas su construcción, de los nuevos depósitos de agua de El Cristo, se adjudicaron en octubre del año pasado a Alvargonzález Contratas con un plazo de tres meses, y casi a continuación todo salió mál.

En diciembre, un informe de la ingeniera de Aguas detalló que «del estudio del proyecto» durante la ejecución de las obras «se ha concluido que varios capítulos no se pueden ejecutar de momento». Faltan, «los correspondientes datos de los servicios afectados» y «las necesarias autorizaciones y documentos» de la Consejería de Industria sobre los corredores eléctricos. Las obras se detuvieron. Los trabajos no se pudieron retomar hasta marzo y aún así a un ritmo muy bajo por falta de algunos suministros especiales como la conexión de entrada que se inserta en los tanques.

En junio, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico realizó las pruebas de llenado de la nueva traída que debe entrar en servicio con los depósitos y que une estos con la potabilizadora de Cabornio. La tubería, que también sufrió sus problemas y reventones, pasó el ensayo. La Concejalía de Aguas intentó entonces tramitar una recepción parcial de las obras que permitiese poner en servicio los tres tanques gemelos de 25.000 metros cúbicos de capacidad cada uno, mientras se remataban el resto de conexiones con la redes locales o con la arteria de abastecimiento a Trubia y San Claudio. Un informe de los técnicos frenó ese camino y abocó a esperar a que todos los trabajos estuviesen concluidos. La socialista Ana Rivas, al anunciar que se usaría el agua de las pruebas de llenado de la traída para baldeo y limpieza, explicó que las obras debían estar terminadas el día 15 de este mes, pero que no ponía la mano en el fuego. Hizo bien.

La tramitación del modificado del contrato llevará semanas de trámites antes de su aprobación. Con la recepción parcial de las obras frenada, los depósitos de agua que el PP inauguró sin conexiones en la campaña electoral de 2004 seguirán cerrados varios meses.

Fotos

Vídeos