Las obras del Auditorio se contratarán a la vez pero se ejecutarán en cinco fases

El Auditorio Príncipe Felipe, inaugurado en 1999.
El Auditorio Príncipe Felipe, inaugurado en 1999. / MARIO ROJAS

Infraestructuras prevé que los trabajos, tasados en 845.000 euros, se alarguen durante 15 meses tras las licitación del proyecto

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Las obras de adecuación del Auditorio Príncipe Felipe a la normativa de seguridad contra incendios se contratarán a la vez, sujetas a un único pliego, pese a que estarán divididas en cinco fases independientes de actuación. Esta fue la decisión que tomó ayer la comisión de seguimiento para el Auditorio, convocada a iniciativa del alcalde de Oviedo, Wenceslao López, tras las reticencias mostradas por Intervención municipal a que los trabajos se licitaran con proyectos parciales, como se pretendía en un primer momento bajo el pretexto de acelerar la adecuación del edificio.

Así, mientras se mantienen las medidas de seguridad provisionales, los plazos corren ahora para la licitación del proyecto. Fuentes municipales indicaron tras la comisión de seguimiento que «se ha acordado mantener las medidas que están en marcha desde hace meses como la limitación de aforos y el cumplimiento del plan de autoprotección mientras se redactan los pliegos».

Al mismo tiempo, avanzaron que el Ayuntamiento va a elaborar un «único» proyecto que «incluirá todas las actuaciones para adaptar el edificio a la normativa de prevención de incendios». Será un proyecto plurianual, que se ejecutará en cinco fases pero sujeto a un único contrato.

Problemas

Tras la recepción del último informe de José Luis Pérez-Lozao y una vez fue validado por los técnicos, restaba «encargar los proyectos e iniciar las obras». En el plural era donde aparecían los problemas. La transposición de la directiva europea para la nueva ley de contratación del sector público que entrará en vigor en abril impide partir contratos en fases para un único fin. Dudas legales que, una vez disipadas, abren la puerta al primer paso para adecuar la dotación a las medidas de seguridad exigidas: «Licitar y redactar el proyecto» para, a continuación, contratar las obras que durarán 15 meses y que ascenderán a 845.000 euros, pero que todavía no tienen fecha de inicio y que, como indicó el pasado viernes la responsable del área de Infraestructuras, Ana Rivas, no comenzarán antes de la primavera.

En la primera fase prevista de las tres que entonces indicó la concejala y no las cinco que, finalmente, tendrá el proyecto, se adecuarán las oficinas de la OSPA, parte del sótano y se prevé sectorizar la sala de cámara. En una actuación ulterior, mientras se mantiene el uso del edificio ahora limitado a la sala principal, se sustituirán las puertas del edificio, se cambiarán los peldaños y se instalarán rociadores.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos