Las obras del museo de Faro empezarán en 2019

'Selito', Pontón y Sánchez, ayer. / A. PIÑA
'Selito', Pontón y Sánchez, ayer. / A. PIÑA

José Vega, 'Selito', el «penúltimo alfarero», ya tiene «más de 200 piezas» preparadas para el centro, que se alzará junto al centro social

D. LUMBRERAS OVIEDO.

La concejala delegada de Patrimonio, Cristina Pontón, anunció ayer que «si todo va bien» las obras del esperado Museo de la Cerámica de Faro comenzarán «en 2019. Hay parcela y hay dinero». «Llevábamos más de seis años peleando y encontramos un terreno. Vamos a seguir adelante. Estamos muy contentos», corroboró, la secretaria de la Asociación de Amigos de la Alfarería de Faro, Eva Sánchez.

Y es que, relató llanamente Pontón, «la solución la teníamos delante de las narices». Existe una parcela municipal, al lado del centro social, donde actualmente se alza una pista polideportiva, con espacio para albergar el equipamiento.

Qué tendrá:
exposición, sala de conferencias, taller y tienda de regalos. 'Selito' ya tiene preparadas más de doscientas cerámicas, algunas medievales.
Dónde:
en una parcela municipal al lado del centro social. Ahora hay una pista polideportiva.
Cómo se hará:
los 180.000 euros reservados para comprar un terreno en el que asentar el museo se destinarán al proyecto.

La concejala explicó que los 180.000 euros que se habían presupuestado para comprar una parcela se podrán destinar al proyecto de museo, el cual, aprovechando el desnivel del terreno, tendrá «una parte soterrada y otra abierta». Ahora serán los vecinos, prosiguió Pontón, los que decidan si quieren mantener con un remate superior la pista polideportiva, que «no tiene por qué desaparecer», o prefieren eliminarla por completo. De acuerdo con el primer borrador del proyecto, se podría erigir un equipamiento de hasta 2.500 metros cuadrados

El futuro museo contará, en todo caso, informó la concejala, con «una parte expositiva, una sala de conferencias, un taller y una tienda de regalos». Irá más allá de la muestra y la enseñanza, completó el conocido alfarero de Faro José Vega, 'Selito': «Lo que persigue es la excavación arqueológica y la investigación». Queda mucho por averiguar, afirmó, en la zona medieval de la localidad del este del concejo.

El veterano profesional cuenta ya con abundante material para exhibir. «Piezas antiguas, más de doscientas. Tengo restos medievales de entre el siglo X y el XIII», detalló. Aunque los objetos más antiguos están incompletos, «sí hay reproducciones fidedignas». El alfarero atesora más de «cuarenta modelos distintos y muchas decoraciones inéditas, todavía hace poco encontré una». Son «cazuelas, platos, botijos, pucheros, jarras de sidra -Faro fue el centro productor por excelencia-, mucha variedad. Se hicieron desde tubos y caños para el agua hasta una escudilla, todo lo que se necesitaba». En tono de broma, añadió que también se fabricaban «los recipientes para cuando se decía '¡Agua va!', aunque avisaban demasiado tarde».

'Selito', que se autodefinió como el «depositario de más de mil años de historia» de esta práctica en Faro, recordó que ahora ya no es el último, sino «el penúltimo». «Tengo un (aprendiz) casi formado. Por mi condición de jubilado no puedo dar clase, únicamente supervisar», apostilló, recalcando la importancia de que «no muera» este legado milenario de la alfarería.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos