El OktoberOviedo lleva trece cervezas y sabores alemanes a la «séptima ciudad de Asturias»

Iván de la Plata, de Fenicia, el edil Rubén Rosón y Diego González, de Mahou, ayer durante la presentación.
Iván de la Plata, de Fenicia, el edil Rubén Rosón y Diego González, de Mahou, ayer durante la presentación. / PIÑA

El tren del certamen cervecero, que se celebra en El Conceyín desde mañana, en el aire por un informe negativo de la Policía

G. D. -R. OVIEDO.

Trece cervezas distintas, una decena de establecimientos reconocidos por su nivel de servicio y consumo de la bebida «y lo mejor de la gastronomía alemana» son los ingredientes del OktoberOviedo que, en su segunda edición, aspira a consolidarse como «la guinda, el cierre de la programación del verano» ovetense, según afirmó el concejal de Turismo, Rubén Rosón, ayer durante la presentación del evento.

Las novedades no son muchas. «Aspiramos a hacerlo mejor», explicó Iván de la Plata, de Fenicia, organizadora del certamen. Recalcó que el festival, a diferencia de otros inspirados en el muniqués, tendrá trece referencias y no sola una cerveza. También que se trata de un espacio abierto «a todas las asociaciones y empresarios», aunque tengan prioridad los establecimientos cerveceros y los del propio barrio de La Corredoria. En la primera edición, recordó, la organización invitó a participar a todos los hosteleros de Oviedo en una convocatoria abierta «y solo se presentaron dos, tuvimos que ir uno a uno convenciéndolos». Este año no ha sido necesario: muchos repiten después del «éxito», señaló Rosón, de la primera edición «con más de cinco mil personas cada día» en la carpa que se colocará en la plaza de El Conceyín.

El certamen, destacó de La Plata, vuelve a posicionarse como una actividad familiar para lo que se habilitarán barras para otras bebidas al margen de la de cebada y atracciones en el exterior para los más pequeños. Todo con el objetivo de llenar El Conceyín con una celebración en torno a la cerveza desde mañana miércoles hasta el próximo domingo; siempre en horario de tarde, a partir de las 19 horas. El primer barril -otra tradición miniquesa- se abrirá mañana a las 19.30 para inaugurar el festival.

Pero aún hay dudas. La primera, si el anunciado trenecito que conectaría el centro de la ciudad con el centro de la fiesta «en un barrio importante, la séptima ciudad de Asturias», definió Rosón, podrá ponerse en marcha. Un informe de la Policía Local desaconseja el servicio por el riesgo de que perjudique el tráfico en la un eje -avenida del Mar, La Estrecha, La Corredoria- ya muy congestionado.

La otra duda es si el sábado podrá seguirse el partido del Real Oviedo contra el equipo de la villa de Jovellanos en una pantalla gigante como quiere la organización. De la Plata lo supeditó a «conseguir todos los permisos», en caso contrario la organización buscará una programación alternativa o ampliar el horario para compatibilizarlo con el derby. Todo regado con Warsteiner o Tetley's como principales cervezas internacionales como reclamo.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos