«La ópera de Oviedo es la segunda más antigua de España después del Liceo de Barcelona»

Dámaso Bances, Javier Menéndez, Jaime Martínez y José María Navia-Osorio en el salón de actos del Real Instituto de Estudios Asturianos. /  A. P.
Dámaso Bances, Javier Menéndez, Jaime Martínez y José María Navia-Osorio en el salón de actos del Real Instituto de Estudios Asturianos. / A. P.

Jaime Martínez analiza el género lírico en una conferencia organizada en el Ridea por la Asociación de Amigos de Vetusta, Lancia y Pilares

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

¿Por qué interesa la ópera a los ovetenses? Esta fue la cuestión que puso sobre la mesa el presidente de la Asociación Ópera de Oviedo, Jaime Martínez, en el ciclo de conferencias organizado por la Asociación Amigos de Vetusta, Lancia y Pilares en el salón de actos del Real Instituto de Estudios Asturianos (Ridea).

La cuestión sirvió de enganche para conocer el pasado, el presente y el futuro del género lírico en la capital asturiana desde un punto de vista muy personal. «Vengo a hablar de mi historia de la ópera en Oviedo que es distinta a la historia general», precisó Martínez. Una historia que comenzó en el siglo XVII en la Casa de Comedias, luego Teatro de El Fontán, posteriormente el Teatro Circo de Santa Susana y finalmente en el Teatro Campoamor, donde el Ayuntamiento, según Martínez, siempre jugó un papel relevante como organizador e impulsor de un teatro dedicado a la ópera. «La ópera de Oviedo es la segunda más antigua de España después del Liceo de Barcelona», expuso.

Contribución

Destacó la trayectoria y la evolución de las representaciones desde sus orígenes, enfrascados en las óperas clásicas italianas o francesas, a los escenarios de las óperas modernas que pisan el escenario del Campoamor. «Hemos intentado en cada temporada no poner las de siempre e incluso algunas que nunca se habían estrenado. Hemos contribuido a ampliar la oferta no solo a las personas también culturalmente», dice Jaime Martínez, firme defensor de la cultura operística sin límite de edad ni de público. «A través de la Concejalía de Cultura han venido a los ensayos generales 500 niños. A la gente le gusta, lo que ocurre es que no sabían lo que era y si no lo conoces, ni lo amas ni lo odias. Hay que conocerlo».

Martínez también aprovechó la ocasión para opinar sobre la recuperación de los Premios Líricos fuera de Oviedo y del teatro que los vio nacer. «Es bueno que haya premios líricos en España. No es bueno que no sean Premios Líricos Teatro Campoamor» y reconoció su «pena» tras haber firmado «el acta de defunción» de la Fundación Premios Líricos Teatro Campoamor, ironizó.

En la conferencia también participó el director artístico de Ópera Oviedo, Javier Menéndez, que destacó el trabajo desarrollado por la institución. «Está creada en base a un proyecto cultural y a unos fines determinados y lo que sí es cuantificable es si poco a poco vamos cubriendo esos objetivos». El más cercano la próxima temporada con el estreno mundial de 'Fuenteovejuna', en septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos