«La oposición está contra las becas comedor», dice Rosón

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

El concejal de Economía, Rubén Rosón, defendió ayer el mantenimiento del IBI diferenciado para inmuebles de más de un millón de euros de valor catrastal, medida que afecta a doscientos propietarios de la ciudad. Si no se mantuviera el impuesto «tendríamos que recortar cuatri millones de euros en becas para libros de texto, el programa de desayunonos, becas comedor y la generación de empleo temporal», afirmó el concejal.

Rosón también cargó contra las enmiendas presentadas por el Partido Popular y Ciudadanos para la supresión de esta medida en las ordenanzas fiscales para 2018 afirmando que desde Somos entienden que la oposición «quieran salvar a dos centenares de propietarios, perjudicando a la inmensa mayoria de los ovetenses porque, si no se recauda no hay servicios públicos».

El responsable de Economía pintó un escenario alternativo para las arcas municipañes en el caso de que no se ingresaran «entre tres y cuatro millones de euros» provenientes de esta tasa. «Si no hiciéramos esta diferenciación -la del IBI-, estaríamos en un escenario diferente que es lo que nos piden PP y Ciudadanos. Tendríamos que recortar al menos cuatro millones de euros en gasto corriente con el que se pagan las nóminas y el mantenimiento de las obligaciones contractuales», abundó Rosón que además, avanzó que las bonificaciones para becas en el ámbito escolar se han aumentado del «65 al 75 por ciento» para familias con ingresos de 1.500 euros mensuales alcanzando así «a las capas medias».

«Si no cobráramos el IBI diferenciado habría que recortar cuatro millones de euros»

Por otro lado, el concejal indicó que el descenso del presupuesto municipal por debajo de los 200 millones de euros se debe a lo que el Consistorio deja de ingresar al haber reducido «un 20% las cuotas y las altas a los servicios como las piscinas». Asimismo, se congratuló de haber acabado con «el copago de los servicios municipales».

Fotos

Vídeos