La Belonga continúa con su actividad pese a la orden municipal de cese

La Belonga continúa con su actividad pese a la orden municipal de cese
La cantera de La Belonga, ayer. / M. ROJAS

El Ayuntamiento constató que la empresa está ejecutando una nave sin licencia e incumple los niveles de ruido permitidos

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

El Ayuntamiento de Oviedo ha ordenado el cese de actividad de la cantera La Belonga hasta que no subsane las irregularidades que han motivado a la Concejalía de Urbanismo y Medio Ambiente a tomar cartas en el asunto a instancias de la Fiscalía del Principado de Asturias. Pero ayer, la empresa continuaba con su actividad. Según informaciones a las que ha tenido acceso EL COMERCIO, existen graves deficiencias corroboradas tanto por los servicios municipales como por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona).

La primera de ellas tiene que ver con las obras de ampliación de una nave para almacenar molienda y micronizado. Los informes recogen que «se está ejecutando la obra sin licencia» porque no se ha aportado, por parte de la empresa extractora, la certificación final de obra. Un proyecto que incluye la construcción de la nave, un cobertizo y cuatro silos. La Concejalía de Urbanismo ha dado un mes a la cantera para solicitarla pero como medida preventiva ha ordenado «la paralización inmediata de las obras de construcción de la nave».

Otra de las irregularidades que han motivado el cese de la actividad transformadora de la cantera es el incumplimiento de los niveles de ruido recogidos en la normativa medioambiental. Las mediciones fueron realizadas por la Guardia Civil y por los servicios técnicos del Ayuntamiento tanto en horario diurno como nocturno. En una de ellas, con toda la instalación en funcionamiento, se alcanzó los 74 decibelios cuando el límite está en 55. Con estos datos, Urbanismo estimó que «la actividad desarrollada incumple la normativa acústica, por lo que se deberá aportar una propuesta firmada por técnico competente».

El concejal aseguró que el Ayuntamiento está «absolutamente comprometido» con el cumplimiento de la normativa vigente y ante esta situación «ha actuado ante un flagrante incumplimiento, decretando el cese de la mayoría de las actividades a la espera de que se presente un nuevo proyecto, acorde a la ley», aseveró Ignacio Fernández del Páramo.

Pero la empresa sigue en funcionamiento. Ayer mismo, Juan Carlos González, cuya casa familiar está ubicada frente a la cantera y que llevó hasta la Fiscalía del Principado de Asturias las denuncias contra la empresa extractora, denunció la emisión de una importante cantidad de polvo en suspensión que afectó también a los viandantes de la senda de Fuso de la Reina. La Guardia Civil se presentó en el lugar pero «casualmente», dijo González, cuando llegaron ya no había rastro de polvo. «Pido una entrevista pública con el concejal de Urbanismo y el alcalde para que me expliquen por qué no la paralizan y qué intereses hay» y aseguró que «si no se hace efectivo el cierre voy a denunciar al Ayuntamiento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos