Los ovetenses que se burlaron de Miguel Ángel Blanco podrían afrontar 30 meses de cárcel

La imagen que los dos ovetenses colgaron en internet.
La imagen que los dos ovetenses colgaron en internet. / E.C.

La Fiscalía estima que hay indicios para acusarles de un delito de humillación a las víctimas del terrorismo y advierte de la tendencia a que este tipo de delitos aumenten

O.V.

Una actuación de la que posteriormente se arrepintieron de forma reiterada podría llevar a dos jóvenes ovetenses a enfrentarse a la petición de al menos dos años y medio de prisión por parte de la Fiscalía, que según declaró a la TPA considera que hay indicios para acusarles de un delito de menosprecio a las víctimas del terrorismo por bromear con el asesinato de Miguel Ángel Blanco, el día en el que se recordaba la efeméride, el pasado 13 de julio. Nada más tener constancia de la imagen en las redes sociales, los agentes identificaron a los jóvenes –Irene Carril, de 20 años, y Pelayo Serantes de 26–. Ahora, el grupo de Información finalizará las diligencias para remitirlas al Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional. La investigación sigue abierta y lo más probable es que sea precisamente la Audiencia Nacional la que se ocupe de este caso.

Instantes después de «colgar» la foto en Facebook en la que se podía leer «saluda al cielo», los dos jóvenes comenzaron a recibir mensajes de condena, lo que obligó a Irene Carril a utilizar horas después la misma red social para pedir disculpas públicamente. Habló en nombre de los dos. En su breve mensaje pedía disculpas por «el malentendido» de la foto. «Decimos malentendido porque no era nuestra intención hacer daño a nadie, no somos así. Estamos en contra de cualquier tipo de terrorismo», aseguró. En el texto reconoce que se trata de «un error enorme» y aseguró estar «muy arrepentidos», al tiempo que pidió a los internautas que «dejaran de enviarles mensajes y amenazas por privado».

En todo caso, el fiscal delegado de delitos informáticos y contra la discriminación y el odio, Alberto Rodríguez, advirtió de que a lo largo de 2017 los delitos de odio se han incrementado en Asturias, principalmente a través de las redes sociales, y anotó que la tendencia es que este tipo de actuaciones delictivas sigan aumentando en los próximos años.

Condena a un tuitero

El pasado 24 de julio se conoció la sentencia de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal que condenó a un año de cárcel y siete de inhabilitación absoluta por un delito de enaltecimiento del terrorismo a Darío Pareja Gallego, el joven barcelonés que publicó en la red social Twiter comentarios como «quiero un selfie con la nuca de Miguel Ángel Blanco» y otros pidiendo la vuelta a las armas de ETA y los Grapo.

Según los hechos probados de la sentencia, el acusado, al menos desde mayo de 2013 y hasta enero de 2015, a través de su perfil de Twitter publicó diversos comentarios, además de los ya mencionados, en los que decía «me hundo... como la nuca de Miguel Ángel Blanco»; «me meo en la AVT» o «Esperanza Aguirre, asesina de niños. Que vuelvan los Grapo o ETA y te den tu merecido, escoria». A juicio de los magistrados, los mensajes en la red social publicados por Pareja, de 25 años, «son un claro ejemplo del discurso del odio que incita a la violencia nunca amparable en el ejercicio de la libertad de expresión», al tiempo que «generan un clima de violencia».

Fotos

Vídeos