Oviedo aspira a ser «centro de referencia de la Alta Edad Media en Europa»

Vicente Domínguez, Francisco Javier Fernández Conde, Raquel Alonso y Francisco Borge, en la inauguración en el Paraninfo. / PABLO LORENZANA

El simposio internacional sobre los orígenes de la ciudad comienza con conferencias sobre los controvertidos restos romanos en el concejo

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

El simposio internacional 'Centros de Poder en la Alta Edad Media: los orígenes de Oviedo' comenzó ayer en el Edificio Histórico de la Universidad con un objetivo ambicioso: convertir la ciudad en un «centro de estudio referente en España y en Europa en Alta Edad Media», en palabras de la codirectora del evento, la profesora de Historia del Arte Raquel Alonso.

«Los asturianos nos sentimos muy unidos a la Alta Edad Media, de aquí vienen mitos patrios como la batalla de Covadonga o Alfonso II, pero no debe impedir que sea objeto de estudios científicos», comenzó Alonso. La docente destacó que el actual proyecto de investigación CARE (Corpus de Arquitectura Religiosa Europea) «se está desplazando de Cataluña a Oviedo por lo que es el «momento ideal» para estrechar los lazos de colaboración entre Ayuntamiento y Universidad y para debatir sobre los comienzos de la ciudad, un tema «controvertido e interesante».

Arropado por ediles de la oposición en la primera fila, el titular de Cultura, Roberto Sánchez Ramos 'Rivi', adelantó que la exposición 'Los rostros de la monarquía asturiana', complementaria de la cita académica, comenzará el próximo lunes en la plaza de Trascorrales y permanecerá hasta el 20 de agosto.

También acudió a la inauguración el viceconsejero de Cultura, Vicente Domínguez, para quien «el ser de Oviedo en estos momentos es un ser universitario», mientras que el vicerrector de Extensión Universitaria, Francisco Borge, alabó la «perspectiva poliédrica» del simposio.

La arqueóloga y directora general de Patrimonio Otilia Requejo, por su parte, realizó un repaso a los quince castros de Oviedo, explicando cómo evolucionaron hasta convertirse en estructuras defensivas que controlaban todo el valle. El más documentado es el de Llagú, mientras que el de Monte Alto se perdió.

Después, la ponente se centró en los hallazgos que hubo bajo el antiguo convento de San Vicente cuando se excavó para realizar la ampliación del Museo de Bellas Artes. Además de la fuente del siglo V de la calle La Rúa, explicó que se encontró también «una estructura circular de altura y diámetro de tres metros», que fue empleada desde el siglo V hasta el IX. Según las últimas investigaciones, apuntó, primero tuvo una «finalidad ritual, de culto a las aguas», para luego evolucionar hasta ser un simple depósito.

Requejo concluyó que, con las evidencias disponibles a día de hoy, «no se puede hablar de un núcleo urbano romano preexistente a la fundación medieval de la ciudad de Oviedo», pero que no se fundó sobre la nada, sino en un lugar «parcialmente ocupado» en los estertores de la Antigüedad. Por ello, plantea que los restos arqueológicos del entorno del concejo «podrían haber integrado un 'vicus viarius'», un

Por la tarde, el investigador de la Universidad de Salamanca Pablo de la Cruz Díaz Martínez realizó la disertación 'Centros de poder en la Gallaecia en la época tardoantigua' y se presentó el libro 'Los reyes de Asturias y los orígenes del culto a la tumba del apóstol Santiago', que recoge las actas del simposio internacional del año pasado en la ciudad, dedicado al Camino Primitivo.

La conferencia inaugural corrió a cargo de Jean Guyon, director de investigación emérito del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia. Guyon disertó sobre Tolosa, que ya era una ciudad romana importante «con todos los monumentos de una villa: foro, anfiteatro y templo» y luego incrementa su relevancia con la llegada de los visigodos en el 418. Hace cinco años se descubrió «un recinto grande probablemente para mausoleo de los reyes visigodos», del cual el francés mostró y comentó imágenes.

Más

Fotos

Vídeos