Oviedo cambiará de forma inmediata las placas de las calles con nombres franquistas

IU colocó carteles alternativos bajo los antiguos nombres./
IU colocó carteles alternativos bajo los antiguos nombres.

14.700 euros se invertirán en la realización y colocación de los nuevos modelos, con el mismo diseño que los anteriores

M. ACEBALOVIEDO.

La Junta de Gobierno procederá esta mañana a la adjudicación del contrato menor de suministro y colocación de placas identificativas en varias calles del municipio de Oviedo, que así se llama el contrato. En realidad, con una inversión de 14.700 euros, procederá a convertir en visible el acuerdo para la aplicación de la Ley de Memoria Histórica que cambió los nombres vinculados al franquismo o la sublevación militar de 21 calles de la ciudad. Eso sí, las nuevas placas serán del mismo modelo que las antiguas: de bronce, que generan quejas por su escasa legibilidad. El dinero se invertirá en la realización de las placas, así como en su colocación.

El acuerdo para aplicar la Ley de Memoria Histórica no fue fácil ni entre los socios de gobierno. Con IU pidiendo que los nuevos nombres reconocieran a las figuras que defendieron la legalidad vigente en el 36 y el alcalde vetando la inclusión en el callejero de personas que participaron en el conflicto. Si para el gobierno fue difícil, tampoco La oposició quedó contenta. Ciudadanos celebró el cumplimiento de la ley, pero lamentó, sin embargo, que los cambios en el callejero no se hubiesen consultado con los vecinos. Su portavoz Luis Pacho, consideró «que el cambio de nombre de parte del callejero en Oviedo debería haberse hecho a través de un proceso de participación ciudadana, ya que es un tema que afecta a una gran parte de los vecinos de la ciudad y así se habrían evitado polémicas y se habría intentado recoger el mayor número de sensibilidades posibles».

El portavoz adjunto del PP, Gerardo Antuña, acusó al equipo de gobierno de Wenceslao López de «no escuchar a los vecinos» y de haber hecho «un nuevo ejercicio de maquillaje político al tratar una decisión que debía haberse consultado con los ovetenses». Pero el PP fue más allá, hasta los juzgados, donde presentó un recurso contencioso-administrativo para anular el cambio de nombres como el del General Yagüe o Alferez Provisional.

No fue el único. Hubo decenas de recursos de reposición -muchos de ellos idénticos- para tratar de bloquear la aplicación del acuerdo. El alcalde habló de «una tormenta de recursos perfectamente organizada». Se trataba de recursos administrativos, que los servicios no tuvieron tiempo de contestar en el plazo legal y que supusieron la suspensión de la ejecución del acuerdo.

Desde la aprobación de la Ley de Memoria Histórica, el PP de Oviedo mantuvo una actitud tibia y vacilante. De Lorenzo se apresuró a convocar una comisión para estudiar su cumplimiento en 2008. Los expertos citados instaron el cambio de denominación de una serie de 14 calles y la retirada de algunos símbolos franquistas de varios edificios y espacios públicos. El Ayuntamiento lo hizo con desgana. En tres años, solo cambió los nombres de Capitán Almeida, División Azul y Coronel Teijeiro por los de Fernando Alonso, Real Oviedo y Samuel Sánchez; esta última en 2011, y ni uno más.

Fotos

Vídeos