Oviedo destinará a becas escolares 4 millones en 2018, el doble que hace tres

PSOE e IU afean a Rosón sus amenaza de presentar el presupuesto sin consenso, pero los tres grupos aproximan posiciones después

G. D. -R. /R. A. OVIEDO.

Más cerca de acordar los presupuestos de 2018, más enfadados y, sí, habrá zarzuela. El equipo de gobierno volvió a reunirse ayer para tratar de cerrar un acuerdo entre los tres grupos para las cuentas del próximo ejercicio. Lo hizo en un ambiente enrarecido desde hace días por las continuas declaraciones del concejal de Economía, Rubén Rosón, llamando a sus socios a ceder y cerrar los números. Lo hizo en un ambiente de cabreo, porque el de Somos, se permitió añadir, en una rueda de prensa dos horas antes de la reunión, que «a final de semana de la oficina Presupuestaria saldrá el anteproyecto de presupuesto, aunque no haya consenso del equipo de gobierno».

Tal vez fue un exceso, pero la portavoz socialista, Ana Rivas, quiso dejar claro ayer «que para poder llegar a un acuerdo hay que poner toda la documentación y todos los datos encima de la mesa para poder llegar a un acuerdo y, a día de hoy, seguimos sin tenerlos». «Es extraño», dijo de Rosón, que haga «declaraciones así, sin haber puesto su parte del trabajo en la mesa. Él sabrá por qué está tan nervioso» y censuró que «hable de 'su proyecto' cuando está hecho con los datos de todo el gobierno».

Rebajas

Luego la reunión no fue tan mal, quizá no tanto para llegar al optimismo declarado de Rosón, que confiaba en cerrar el capítulo de gastos corrientes esa misma mañana, «pero una vez con los datos en la mesa va a ser más fácil llegar a un acuerdo», señaló el concejal de Patrimonio, Iván Álvarez (IU). Incluso Rivas reconoció avances y se mostró dispuesta a hacer rebajas en el gasto de sus áreas que no afecten a la prestación de servicios. Pero los dos coincidieron en criticar las declaraciones de los últimos días de Rosón, «que solo sirven para alentar la línea argumental de la derecha», apostilló Álvarez. «No son los presupuestos de IU, pero no están lejos», admitió.

De los números, los gordos no han variado. 197 millones de euros de ingresos corrientes, unos 5,5 millones menos que este año principalmente por la reducción de ingresos tributarios y «una propuesta histórica en gasto social», destacó Rosón. Solo la Concejalía de Atención a las Personas dispondría de 800.000 euros más para bienes y servicios como Ayuda a Domicilio (400.000 euros más) y de un millón más que este año para ayudas sociales.Rosón destacó el crecimiento, de nuevo este año, de las partidas para becas de libros, comedor y desayuno en «un 20% más, hasta 4 millones de euros», dos veces lo presupuestado en 2015 por el PP.

Y sí, habrá zarzuela. Los recortes en la Concejalía de Cultura traían a mal traer a su concejal, que tropezaba en el borrador de presupuestos con menos dinero en casi todas las partidas de programación y también en la de teatro lírico, con 100.000 euros menos que este año. Ayer, se le encontró hueco y dinero a casi todos los programas recortados, así que arriba el telón.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos