Oviedo frenó las obras del parking del HUCA cuando «quedaba una semana» para su finalización

Las obras de acceso al aparcamiento, paralizadas. / PABLO LORENZANA

El gerente de Gispasa defiende el «alto grado de satisfacción» de usuarios y profesionales con los aparcamientos del hospital

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

El gerente de la empresa responsable de la Gestión de Infraestructuras Sanitarias del Principado, Gispasa, Alonso de Carlos Muñoz, afirmó ayer que las obras del parking del Hospital Universitario Central de Asturias podrían haber estado listas «en una semana», cuando el Ayuntamiento de Oviedo paralizó los trabajos al percatarse de que estos no tenían la licencia de actividad pertinente.

Muñoz compareció en la Comisión de Sanidad de la Junta General para informar sobre la gestión de la cafetería y el aparcamiento del HUCA y, a preguntas de los grupos de la oposición, fue desgranando la gestión de las concesiones que Gispasa gestiona en el centro de La Cadellada.

Fue la líder de Foro Asturias, Cristina Coto, quien más afinó en el blanco y en su turno de intervención inquirió directamente acerca de las obras interrumpidas por el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Oviedo. Muñoz contestó que «el coste» de las obras se eleva a «101.000 euros», que su límite de ejecución estaba «previsto en un mes y que el Ayuntamiento decretó su paralización en la tercera semana».

La del parking es la última de las obras que trae de cabeza a los gestores del HUCA. El pasado agosto Urbanismo acabó por otorgar el permiso de actividad al centro sin que se hayan completado las obras del plan especial de accesos al centro. La concesión de la licencia supuso legalizar los aparcamientos, así como la licencia de uso, ocupación y puesta en funcionamiento del complejo sanitario, la autorización de vertidos y el permiso para las vías que componen el anillo que rodea al equipamiento público.

El turno de palabra lo abrió Andrés Fernández, del grupo parlamentario de Podemos, que puso en tela de juicio el modelo de la «gestión del aparcamiento y los accesos, así como la cafetería». Dotaciones que, según Fernández, «preocupan a la plantilla del Hospital».

Muñoz explicó que «estamos al tanto de que hay muchos coches que aparcan allí y hemos recibido escritos de trabajadores solicitando más plazas». Actualmente hay 525 para unos 5.500 trabajadores. El gerente, sin salirse del guión, afirmó «que las existentes son las estipuladas en el pliego de licitación y no se pueden modificar» hasta 2024 cuando acabe la concesión. Acerca del convenio con el Ayuntamiento para que este pueda emplear la grúa, Muñoz justificó la actuación porque «había veces que no podían pasar las ambulancias» y por eso entró en vigor el convenio.

El Partido Popular, cargó por medio de Carlos José Suárez Alonso contra el modelo de cobro en el aparcamiento para el personal del Hospital. Muñoz se defendió explicando que existe un bono «de 1,5 euros diarios» para los trabajadores del HUCA.

En cuanto a la cafetería, Luis Armando Fernández, de Ciudadanos, solicitó que los menús tienen que «garantizar la salud de las personas con intolerancias». Asimismo, cargó contra que en el Hospital existan maquinas expendedoras con productos «no recomendados para la salud».

Para cerrar la intervención Muñoz recordó «el elevado grado de satisfacción del público y los profesionales» de ambos servicios que dejan en el erario público «1,5 millones de euros» que van a parar a las arcas del Principado.

Fotos

Vídeos