Oviedo inicia la tramitación de la zona azul que permitirá multar a los controladores

Un controlador de la zona azul de Oviedo. / PIÑA
Un controlador de la zona azul de Oviedo. / PIÑA

El Ayuntamiento abre un periodo de consultas previo a la aprobación de la ordenanza en la que está previsto incluir la tarjeta de residente

G. D. -R. OVIEDO.

El Ayuntamiento ha iniciado el proceso para una nueva regulación de la zona azul, que, entre otras cuestiones, permitirá a los controladores de la empresa concesionaria tramitar multas de 90 euros por estacionamiento indebido. Hasta el próximo día 31 está abierto el plazo de consulta ciudadana previa a la redacción y aprobación de una ordenanza del servicio de estacionamiento regulado, aunque decir previo a la redacción es ser un poco exagerado. Distintos borradores de la norma han pasado por las manos de este y del anterior equipo de gobierno en los tres últimos años. Todas con varios puntos en común: aprovechar las nuevas tecnologías para el pago o la gestión de las distintas zonas de aparcamientos, cambiar la tipología de las plazas reguladas añadiendo nuevas versiones a las conocidas zona azul y verde, introducir ventajas para los residentes y, más polémico, habilitar a los controladores de la empresa para 'comunicar' infraciones.

La memoria previa así lo recoge. Expone que hasta ahora el servicio solo venía regulado por la ordenanza fiscal número 123 en aspectos como las las tarifa, horarios y tiempos por tipo de estacionamiento y que lo que se pretende es aprovechar el nuevo contrato de concesión, adjudicado en 2014, para implantar nuevos métodos de pago y la posibilidad de devolver el dinero no consumido, regular el régimen general de las zonas de estacionamiento, el especial de residente y el de carga y descarga y, por último, «regular el régimen sancionador por estacionamiento indebido». Algo extraño, si se tiene en cuenta que el 'estacionamiento indebido', así tal cual, ya está regulado en la Ordenanza Municipal de Tráfico.

En realidad, oculta la intención del equipo de gobierno de dejar el control del estacionamiento en las zonas reguladas por el contrato en manos de los controladores de la empresa. Con ese fin, con la entrada del año, ya está en vigor el nuevo texto de la ordenanza fiscal de la zona azul que introduce cambios sutiles para permitir a estos imponer multas por estacionamiento indebido a los coches que excedan el tiempo autorizado de aparcamiento, usen mal las zonas de carga y descarga o estacionen en zonas prohibidas. En realidad, el cambio ni siquiera dice que puedan poner multas, porque esta es una potestad, la sancionadora, reservada a la Policía Local y a los funcionarios públicos. Lo que harán, y así lo recoge el texto de la ordenanza, es «comunicar» la «infracción» a la Policía Local. De hecho, el personal de la concesionaria recibió formación en resolución de conflictos hace ya dos años largos. Dos años, porque la ordenanza, aún con matices, lleva más de ese tiempo durmiendo en un cajón.

Eso sí, la diferencia es que las multas de 90 euros por excederse del tiempo de la zona azul podrán anularse si se pagan 3,6 euros dentro del mismo día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos