Oviedo pasará de trece a quince líneas de autobús, cuatro de ellas circulares

Autobuses de las líneas G1 y C1 circulando por la parte norte de la calle Uría. / A. PIÑA
Autobuses de las líneas G1 y C1 circulando por la parte norte de la calle Uría. / A. PIÑA

A la línea rápida de El Cristo a Colloto se le suma otra nueva de Llamaquique a Fabarín; Rivas quiere el cambio en vigor en verano

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

Tras un largo proceso, que arrancó en noviembre de 2015 y en el que se resolvieron 222 alegaciones vecinales, la concejala de Servicios Básicos, Ana Rivas, presentó ayer el nuevo mapa, en versión definitiva, de las líneas de autobuses urbanos. La principal novedad respecto al borrador del pasado julio es que, además de la línea rápida R del Polígono Espíritu Santo a las Facultades de El Cristo, habrá otra nueva más. La línea I, Llamaquique-Fabarin-Llamaquique. En total, Oviedo pasa de trece a quince recorridos, más el búho. «Queremos que se implante antes del verano», avanzó la edil.

Adolfo Onís, técnico de Transportes, explicó punto por punto los cambios en cada una de las diez líneas que sufren alguna modificación. La concurrida C (Lugones-Facultades) simplemente disminuye su frecuencia de 10 a 15 minutos los días laborables, pero «refuerza la R», a la que cede vehículos.

La nueva línea I surge del proyecto de alargar la B de Olivares a La Folguina, algo que «por motivos técnicos no se puede». Ahora es una circular de Llamaquique a Fabarín, con salidas cada 75 minutos. El otro estreno, la línea rápida, cubrirá su trayecto «en 50 minutos en hora punta» pasando por Teatinos, el HUCA y La Corredoria, cada media hora los días laborables. En este caso ha habido algún ajuste técnico porque el autobús articulado no puede girar la rotonda de Teijeiro (ahora, plaza de la Libertad) y se mete por la calle Asturias». Rivas puntualizó que se han añadido paradas «a petición de los vecinos».

Por otro lado, la línea F, la circular del HUCA, y la K, la de Latores, experimentan varias transformaciones. La primera añade paradas en Villafría y, en el sentido F2, en Prados de la Fuente, para dar servicio a la zona. La segunda se convierte en circular, con salida y llegada de la plaza América, y pasa a dar servicio cada hora y cuarto (15 minutos menos de lo previsto) también a la zona de Ayones y Santu Medero.

La parada de Aureliano San Román junto al antiguo cine Palladium, que da servicio a la D2 y a la E2, se elimina «por motivos de seguridad vial», indicó Onís. También se cambia el recorrido de la E (Las Campas - La Monxina) de Ramiro I a Marcelino Suárez.

Cambios menores se dan en la J (Otero-San Claudio), donde la parada de Purita de la Riva se desplaza unos metros, y en la G, que traslada la cabecera de la calle Piloña de Montecerrao al Centro Médico. Modifica asimismo su primera parada la línea circular M Primo de Rivera - Faro - Primo de Rivera a la Estación del Norte.

«Hasta ahora había una única línea circular, la F. Ahora hay otras dos, la K y la nueva I», destacó la edil. A ellas se puede añadir la M.

El Ayuntamiento ha dado bastante la razón a los vecinos. De las 222 alegaciones que presentaron, 58 fueron estimadas por completo, 141 parcialmente y solo 23 rechazadas. Los motivos de desestimación fueron técnicos o por falta de interés. La mayoría se concentraron en las líneas A (140) y la B (55), seguidas a mucha distancia por todas las demás. Tampoco se estimó, aunque sí se estudió, un escrito presentado fuera de plazo por 808 vecinos para que se mantuvieran las paradas de Ramiro I y Francisco Cambó.

Zona rural

En un contrato aparte, aún por superar trámites como la aprobación en junta de gobierno, se prestará el servicio de transporte a la zona rural, las llamadas «líneas de baja capacidad».

Junto con el cambio en las líneas de autobús entrarán en vigor dos medidas: la gratuidad del viaje para los niños hasta 12 años y el bono social para parados de larga duración.

Más tarde, una vez que se realice el acuerdo económico con TUA y se formalice la modificación del contrato, se conocerán los detalles técnicos de los cambios. Rivas avanzó que la propuesta actual será «un poco más barata» que la presentada en julio, calculada en 200.000 euros. La cuenta se hizo manteniendo los 11, 34 millones de viajes de 2016, pero en 2017 fueron 246.702 más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos