Oviedo pide cuatro millones al Estado para cambiar las luces de 4.295 farolas

El proyecto suprimirá el farol cenitas de 2.391 farolas 'isabelinas' de tres brazos y reemplazará las luces laterales por bombillas 'led'.
El proyecto suprimirá el farol cenitas de 2.391 farolas 'isabelinas' de tres brazos y reemplazará las luces laterales por bombillas 'led'. / PIÑA

Pretende ahorrar cerca del 80% del consumo actual de energía cambiando las lámparas 'led' las columnas de fundición

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

Oviedo, 'la bien novelada', podía ser también la 'bien iluminada': el 0,63% de todos los puntos de alumbrado público exterior de España están en sus calles, pese a que tan solo representa un 0,46% de la población. Aunque lo de 'bien iluminada' cuando se echan números con la compañía eléctrica no es tan llevadero. La mayor parte de las instalaciones están formadas por columnas de fundición «que pueden tener hasta 5 luminarias» y «equipadas con lámparas de vapor de sodio de alta presión de 150 vatios sin óptica» y con «la lámpara en una disposición vertical», casi un foco apuntando al cielo. «Este tipo de instalación es la más ineficiente y es la que se plantea sustituir», reza el proyecto que la concejalía de Servicios ha remitido al Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE) del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Con el mismo, el Ayuntamiento aspira a conseguir un préstamo sin intereses de casi cuatro millones de euros con los que financiar la renovación de 9.077 puntos de luz de 4.295 farolas de todo el concejo. En concreto de todas las farolas 'isabelinas' de uno -usada en parques sobre todo- y tres fanales que quedan con lámparas de sodio serán modificadas para colocar bombillas 'led'.

Las razones son económicas. «El consumo energético de estas instalaciones es insostenible», según los técnicos. Después de todas las medidas tomadas por anteriores corporaciones, desde reducir las horas de encendido, apagar una tercera parte de los puntos de luz o establecer un tramo de potencia reducida al 60% entre las 23.00 y las 6.00 horas, el alumbrado aún consume 3,3 millones de euros cada año. Incluso, después de los planes de sustitución por lámparas 'led' que puso en marcha la anterior Corporación.

«Estas columnas tienen una disposición pensada para un tipo de iluminación de carácter ornamental», explica el proyecto. Las farolas 'isabelinas' llevan montadas lámparas de 170 vatios, pero por su diseño dispersan buena parte de la luz hacia arriba de manera ineficiente y que contribuye a la contaminación lumínica.

Por razones económicas y estéticas también, el Ayuntamiento plantea conservar los apoyos originales de estas casi 4.300 farolas «con los menores cambios posibles en cuanto a su disposición». Lo que cambiará será el cuerpo de luces. En las de tres lámparas, la central será sustituida por un penacho ornamental y las dos bombillas restantes sustituidas por modelos 'led' de 50 en vez de 170 vatios. En cada una de las 2.391 farolas de esta tipo la potencia instalada bajará de 510 a 100, una reducción del 80%. La misma que se espera conseguir en las farolas de un solo fanal al sustituir sus bombillas de 170 vatios por otras de 30 en las 1.904 columnas incluidas en el plan.

Ahorro a la mitad

La reducción de la potencia instalada y la aparejada del consumo supondrá un 512.811 euros al año, por lo que los casi cuatro millones de inversión se amortizarán en ocho años. O menos, porque, de mantenerse la tendencia al alza del precio de la energía, el periodo de amortización disminuiría. Eso sólo en el consumo, pero hay ahorros adicionales. La vida útil de las bombillas 'led' actuales es muy superior a la de las lámparas de sodio y, además, la reducción de puntos de luz que traerá la reforma supondrá un ahorro también en el mantenimiento del alumbrado, que actualmente cuesta casi 1,5 millones de euros al año.

Quedarán cosas por hacer aún si el Ministerio concede el préstamo para cambiar estas farolas que suman casi una quinta parte de (9.077 de 50.299) puntos de luz del concejo. «El plan no sirve para las de cinco brazos», explica como ejemplo la concejala de Servicios, la socialista Ana Rivas y quedarán farolas 'isabelinas' por sustituir. Anteriores corporaciones colocaron desde 2011 3.200 luces 'led' sobre báculos de este tipo. El proyecto actual triplica esa cifra y, además, pretende mejorar sus resultados «con la mejor tecnología que podamos encontrar». De un ahorro del 70% hace tres años, ahora se puede conseguir un 80. Y aún así quedarían 27.000 lámparas de sodio instaladas en ese modelo de farola que trajo y se convirtió en un símbolo de la Alcaldía de Gabino de Lorenzo: «Ineficiente», «derrochador» y «el que ofrece unos peores parámetros de iluminación». Y, aún así, el favorito de los ovetenses.

Fotos

Vídeos