Oviedo pide cuatro millones para renovar el alumbrado público

Farolas de tres brazos.
Farolas de tres brazos. / M. R.

El Pleno aprueba solicitar un préstamo al IDAE para instalar led en 4.295 farolas de tres brazos de la ciudad y ahorrar ese dinero en cinco años

G. D. -R. OVIEDO.

El Pleno de Oviedo acordó ayer por unanimidad pedir casi cuatro millones de euros al IDAE (el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía del Ministerio de Energía) para renovar el alumbrado de la ciudad y sustituir las lámparas de vapor de sodio por luminarias con tecnología led. En realidad, el Pleno lo que hizo ayer fue una corrección en la solicitud que ya había presentado el año pasado en junio y apuntarse a la segunda tanda de ayudas estatales para la mejora del alumbrado público.

El préstamo, eso sí, tiene condiciones. El Estado adelantaría el dinero y el Ayuntamiento tendría diez años para devolverlo con dos de carencia y sin intereses, pero su concesión convertiría al IDAE en acreedor privilegiado al mismo nivel que los gastos de personal. O lo que es lo mismo, la deuda quedaría blindada y ante cualquier imprevisto financiero, se pagaría antes incluso que a los bancos o a las empresas de servicios.

Esta segunda convocatoria de ayudas cuenta con una dotación de 125,6 millones de euros y fue aprobada el pasado mes de enero. Con cargo a las mismas, el Ayuntamiento pretende acometer la tercera fase del plan de renovación del alumbrado y culminar la transformación de todas las farolas isabelinas de tres brazos aún con lámparas de vapor de sodio de la zona urbana y rural, un total de 4.295 columnas. Los trabajos consistirán, como en anteriores planes de renovación, en eliminar el fanal central, sustituir las lámparas actuales por luces led en los faroles laterales y adaptar estos a las especiales condiciones de alumbrado de los diodos láser.

Según los cálculos de los técnicos y al precio de la energía actual, la inversión se amortizaría en unos cinco o seis años. Hasta la fecha, las dos primeras fases de renovación de estas farolas han supuesto una inversión de algo más de dos millones de euros.

Ayer no tocaba hablar del cambio de las farolas de cinco brazos por razones de seguridad , pero por el Pleno se dejó caer el antiguo jefe de Alumbrado municipal, hoy jubilado, para defender que nada tienen que ver las farolas colocadas bajo su supervisión, por ejemplo en la calle Uría, con las «porquerías chinas» que se pusieron después.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos