Oviedo rechaza dedicar una calle a Miguel Ángel Blanco

El líder del PP Caunedo (en primer término) en el homenaje a Miguel Ángel Blanco de anteayer. / P. L.
El líder del PP Caunedo (en primer término) en el homenaje a Miguel Ángel Blanco de anteayer. / P. L.

El grupo socialista cree que el hecho de que una persona represente el sufrimiento de «todas las víctimas» de ETA «no tiene sentido»

PAULA CARRELO OVIEDO.

La polémica continúa tras los actos en conmemoración a Miguel Ángel Blanco en el vigésimo aniversario de su asesinato a manos de ETA. Actos en los que participaron todos los grupos municipales y que consistieron enla lectura de un manifiesto por Carmen Ruiz Tilve, cronista oficial de Oviedo, cinco minutos de silencio y veinte rosas depositadas junto al monolito en recuerdo a las víctimas de la plaza Ángel González. Asimismo se colocó una pancarta en el balcón del Ayuntamiento.

Ayer la unidad se rompió. Gerardo Antuña, portavoz adjunto del PP, lamentó la falta de respaldo del tripartito a su propuesta de dedicar un espacio público de la ciudad a la figura del concejal de Ermua asesinado hace ahora 20 años. Un hecho que tildó de «falta de sensibilidad», a la vez que destacó «las prisas del alcalde» por retirar la pancarta en recuerdo al edil de la fachada de la Casa Consistorial. Antuña criticó la negativa del equipo de gobierno a dedicarle una calle porque «la propuesta recoge que en la placa se incluya la palabra 'Concejal' bajo el nombre propio, sin detallar partido o color político».

El socialista Diego Valiño defendió la postura de los tres socios de gobierno: «No tiene sentido que una sola persona represente todo el sufrimiento de las víctimas de la banda terrorista», expuso.

Antuña criticó «las prisas» del alcalde por retirar la pancarta del balcón del Consistorio

«Tampoco han hablado con el resto de familias para saber qué opinan», argumentó Valiño, que añadió que no hay «nada en contra» de Miguel Ángel Blanco desde el Ayuntamiento. El edil explicó que desde el equipo de gobierno se propuso a los populares que retirasen la proposición, ya que los actos conmemorativos habían sido acordados la semana anterior, pero no hubo acuerdo. Si el PP tenía pensado homenajear a las víctimas, expuso, tendría más sentido «una propuesta como «Espíritu de Ermua» para nombrar esa calle o plaza. El «espíritu» que como apuntaba la vicealcaldesa Ana Taboada en el propio acto conmemorativo del miércoles, «sirvió de punto de inflexión» y a partir del cual «la gente empezó a creer y entender que la paz era fundamental para este país».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos