El Ayuntamiento de Oviedo recortará dos de cada tres euros de inversión para pagar el Calatrava

El Palacio de Congresos, por el que Oviedo pagará 18 millones de euros más intereses.
El Palacio de Congresos, por el que Oviedo pagará 18 millones de euros más intereses. / PABLO LORENZANA

El equipo de gobierno pide a la ciudadanía «que se lo haga pagar al PP» en las urnas

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

El Ayuntamiento de Oviedo renunciará a dos de cada tres euros de las inversiones presupuestadas para este año para pagar el Palacio de Congresos, después de que, como adelantó este diario, el Tribunal Supremo inadmitiese los recursos de las dos partes -el de la empresa y el municipal- y confirmase que la administración deberá pagar 18 millones de euros por la liquidación del contrato de 'los palacios'. En total y estimados los intereses de demora, casi 20 millones que se comerán dos tercios de las inversiones. No habrá salida imaginativa ni recurso a nuevo endeudamiento. Cuando se determinen los intereses, el Ayuntamiento tramitará una modificación presupuestaria y pagará.

Será el punto final de una operación que comenzó en el año 2000, cuando dos empresarios asturianos registraron una empresa en Madrid: Jovellanos XXI. Una firma sin ninguna experiencia previa a la que poco más de un año y medio después y tras presentar una oferta en la prensa a un concurso que quedó desierto, y después se le adjudicó el contrato de 'los palacios' con el reclamo del premiado Santiago Calatrava como firmante.

«Oviedo, su ciudadanía, esos años, dormía la siesta y me toca decirlo con sinceridad, desde la incorrección». Mientras la ciudadanía echaba esa cabezada se fraguaban los problemas que en «este mandato, día sí y día también» salen a la luz por los «desmanes del PP: aquello que vendió como grandes éxitos políticos nos ha costado, solo estos dos años, 70 millones de euros, mil euros por cada contribuyente». El alcalde, Wenceslao López, recordó ayer en rueda de prensa conjunta de los tres socios de gobierno los años dorados del 'gabinismo'. Lo hizo criticando la inconsciencia de la ciudad ante una «época negra, muy negra, la de Gabino de Lorenzo y Caunedo, que estuvieron veinte años colgándose medallas por lo que luego han sido pufos y obras que, en algunos casos, no sirven para nada o para muy poco».

«La de Gabino de Lorenzo y Caunedo, que se colgaron medallas veinte años, fue una época negra» Wenceslao López

Porque ese fue el mensaje ayer: recordarle a la ciudad que estas cosas no pueden volver a pasar, que «cuando llegue el momento de pagar, se lo hagan pagar a quien los tiene que pagar, al PP». En las urnas, porque el camino judicial está cerrado desde hace tres años, aunque la vicealcaldesa, Ana Taboada, insinuó ayer que podría estudiarse alguna acción en vía administrativa. Taboada reiteró el llamamiento a que «la ciudadanía se indigne» y aseguró que «no habrá un solo recorte en políticas sociales»» porque el tripartito «gobierna para la mayoría», mientras que la «negligente» gestión del PP «era para unos pocos».

«Soy una de esas personas que intenté trasladar a la ciudadanía que en aquellas obras faraónicas, sin estudios de necesidad», relató la portavoz socialista Ana Rivas, «se gastaban millones y luego se ponían la medalla», «obras megalómanas, que son chapuzas, edificios que hay que rehacer enteros», dijo. Enumeró desde el Auditorio, hasta los dos millones de euros que costará arreglar la estructura del Carlos Tartiere, pasando por la losa de Renfe, el mercado de La Corredoria o las urbanizaciones sobre los aparcamientos y denunció «la poca vergüenza del PP» intentando hacer pasar por problemas del actual gobierno sus «desmanes».

Cuánto cuesta

«Ojalá esto no se vuelva a repetir en Oviedo, porque Oviedo no lo merece», señaló el concejal de IU, Iván Álvarez, que tampoco se resistió a poner números. Los 70 millones desembolsados en estos dos años «son la capacidad de inversión de siete u ocho años», son «70 millones de lágrimas» que saldrán «de la cartera de los ovetenses».

«Es curioso, dentro de cien años, cuando alguien mire los números pondrá que este equipo de gobierno invirtió 17 millones en el Calatrava», concluyó el alcalde. Lo que es más difícil es saber cuánto perdió la ciudad desde que se inició el proceso. El Palacio de Congresos vale 96 millones de euros, pero cuánto vale el solar de El Vasco, cuánto la galería comercial (en 130 millones se vendió), el aparcamiento debajo de ella, las oficinas (58 millones) o el hotel y tener que hacer un nuevo campo de fútbol. Otra obra megalómana, 48 millones, y una chapuza por arreglar.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos