La parroquia de la Corredoria renueva su cubierta con la colaboración del Rotary Club

El arzobispo ofició la eucaristía en el remozado templo de San Juan Bautista. / PABLO LORENZANA
El arzobispo ofició la eucaristía en el remozado templo de San Juan Bautista. / PABLO LORENZANA

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, ofició la misa dominical en una concurrida parroquia que también estrenó biblioteca

J. C. A. OVIEDO.

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, presidió ayer la eucaristía celebrada en la parroquia de San Juan Bautista de la Corredoria con motivo del fin de las obras de reparación en el techo y cubierta de la misma. En la obra de adecuación del templo colaboró el Rotary Club de Oviedo así como «personas nuestras que han aportado su trabajo desinteresadamente», según indicó el párroco José Manuel Vázquez al final de la misa.

En su homilía, Sanz Montes agradeció al presidente -hasta ayer- del Rotary Club de Oviedo, Eduardo Quesada, y a los miembros de la organización filantrópica por «haber intervenido en la obra de esta iglesia, que ha qudado preciosa».

El interiorista responsable de remachar los trabajos, Fernándo Suárez, explicó que a la parroquia, que data de 1959 y es obra de Juan Vallure, «le hacía falta una revisión de la iluminación, una lavado de cara a las vidrieras porque antes estaba muy oscura». Aparte de la cubierta, nuevas bombillas led y una mano de pintura, se ha instalado un nuevo relicario para traer los vestigios del santo que antes se guardaban en la Catedral.

Durante el rito, además, el arzobispo bendijo la nueva biblioteca parroquial. Según explicó el párroco, esperan ir llenándola con «respeto y libertad» puesto que los fieles intercambiarán los libros en depósito. «La parroquia necesitaba mejorar porque es un sitio de reunión que es algo muy bonito», afirmó el titular de la iglesia de la Corredoria.

Más

Fotos

Vídeos