Patrimonio aprueba la rampa de acceso a la basílica de San Juan

El arquitecto Emilio Llano muestra los planos de la nueva rampa. / PABLO LORENZANA
El arquitecto Emilio Llano muestra los planos de la nueva rampa. / PABLO LORENZANA

El proyecto, con un presupuesto de 8.000 euros, solo está pendiente de la concesión de la licencia de obra por parte del Ayuntamiento

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Tras años de peticiones por parte de la parroquia y de negativas por parte del Consejo de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias, la basílica de San Juan el Real, al fin, podrá colocar la rampa de accesibilidad para personas con movilidad reducida. El proyecto presentado por los arquitectos Emilio Llano y su hijo Javier Llano ha logrado el beneplácito del Consejo de Patrimonio Cultural. Hay que recordar que este templo, que el Vaticano elevó a categoría de basílica menor en 2014, cuenta con un grado de Protección Integral Singular del Catálogo Municipal.

Este grado de protección fue el principal escollo que tuvieron que salvar los arquitectos a la hora de presentar el proyecto. Emilio y Javier Llano propusieron a la comisión del Consejo de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias dos alternativas. Cultura dio el visto bueno a la segunda de ellas que consiste en la colocación de una rampa que facilita el acceso al templo a través de la puerta izquierda de la fachada del edificio. El presupuesto del proyecto asciende a 8.000 euros. La rampa se colocará sobre los escalones de la basílica, contará con una pendiente del 6%, con el objetivo de cumplir con la normativa de accesibilidad. Su construcción, en curva hacia la calle de Melquiades Álvarez, ocupará 7,66 metros y 2,31 metros en la posición paralela a la fachada del templo.

El material utilizado será la piedra caliza, semejante a la del propio templo. Contará, además, con una serie de protecciones a modo de barandilla realizada con material transparente en metacrilato o cristal de seguridad. «El edificio no sufrirá ninguna modificación porque es una actuación plenamente exterior», explicó Emilio Llano.

El último paso para que la basílica cuente con la rampa de acceso es la concesión de la licencia de obra por parte del Ayuntamiento. «Esta rampa supondrá una alegría inmensa para la gente», apuntó Javier Suárez, párroco de San Juan el Real.

Fotos

Vídeos