«Pedir una licencia municipal no puede convertirse en una tortura»

Sonia Puente durante la entrevista. / P. LORENZANA
Sonia Puente durante la entrevista. / P. LORENZANA

«Con la fábrica de armas Oviedo tiene que dejar de pensar en sus límites administrativos y buscar una solución metropolitana»

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Sonia Puente es desde hace un año y medio la decana del Colegio de Arquitectos. Dice que esta experiencia ha sido a la vez «intensa, dura y satisfactoria» y señala que una parte del éxito de su trabajo es rodearse de un buen equipo. A pesar de que ya ha pasado el ecuador de su mandato, comenta que no sabe si optará a la reelección, ya que aún es pronto para tomar esta decisión

-Ustedes han colaborado con el Ayuntamiento en la detección de problemas que tiene el Campo de San Francisco, ¿les gustaron las soluciones que propusieron los ciudadanos?

-Estamos de acuerdo con ellas porque son fruto de un diagnóstico ciudadano y orientado con el conocimiento de los arquitectos. La ciudad es un lugar de conflicto y se deben aportar soluciones a través de la participación ciudadana.

-Últimamente están muy de moda esas dos palabras...

Sí, pero debemos tener en cuenta que preguntarle a las personas su opinión es un instrumento y no un fin. Últimamente los ciudadanos están confundiendo mucho estas dos situaciones...

-Los ciudadanos no están respondiendo de la manera que se espera y la participación está siendo baja la mayor parte de las veces.

-Sí, pero se debe ir poco a poco, aunque la administración tendría que mejorar la red de participación.

-¿Cómo?

-Cambiando el espacio público. Utilizamos las calles para transportarnos, pero no para hablar con el vecino, el tendero,...

-Volviendo al Campo de San Francisco, ¿formarán parte del jurado que elija la opción para reordenar el tráfico entorno al pulmón verde?

-Sí, no tendría sentido que no formásemos parte de esta fase después de haber hecho el diagnóstico...

-Entre sus propuestas está peatonalizar varias calles, ¿el futuro de las ciudades pasa porque las principales vías no tengan coches?

-Se debe buscar la convivencia del tráfico rodado con el peatonal. Además, se deben mejorar los recorridos peatonales y se debe beneficiar el transporte público.

-Oviedo es muy cuesto, ¿está la ciudad hecha para la bicicleta?

-Siempre hay recorridos para ir solventando las cuestas. Por ejemplo, París también tiene varias rampas y la gente usa este medio de transporte público.

-Para fomentar su uso es esencial que la administración pública se implique.

-Claro. Hace tres años vino una arquitecta del Ayuntamiento de Sevilla para contarnos todo el plan de colocación del carril bici. Ahora esta ciudad es una de las que más usa este vehículo en todo el mundo y creo que es fundamental que las administraciones públicas se involucren con la seguridad.

-En Oviedo tenemos el carril 30.

-Sí, pero el problema es que un niño puede que no se atreva a ir con la bicicleta al lado de los coches.

-En la presentación del concurso de Santullano lamentó que no se incluyese toda la fábrica de armas.

-Este espacio tiene carácter metropolitano, no es solo para la ciudad. Está situado en un punto neurálgico para todo el área central y Oviedo tiene que dejar de pensar en sus límites administrativos e idear soluciones que vayan más allá de lo municipal.

-¿Ve viable el proyecto del bulevar de Santullano?

-Este concurso está en una fase muy inicial de ideas y a partir de ahora corresponde a los arquitectos ganadores el desarrollo de la idea y conformarlo en proyecto básico y de ejecución, para posteriormente proceder a su construcción.

-Otro de los retos que hay es el dar una segunda vida al antiguo hospital, ¿qué le parece el proyecto 'Hucamp!: la campa de todos'?

-Desde el Colegio siempre defendimos que este espacio tenía que dejarse como reserva porque, si hasta ahora no se nos había ocurrido ningún proyecto, ¿para qué lo íbamos a llenar? Queríamos que pasase tiempo para idear allí algún centro de investigación de la Universidad o que se instale una empresa puntera que genere empleo.

-¿Se deben demoler los edificios?

-Los que están dañados sí y también defendimos que estos terrenos tuviesen un uso provisional.

-En el proyecto también se recoge una gran zona verde, ¿se necesita?

-Creo que Oviedo necesita lugares de esparcimiento donde conversar y hacer, por ejemplo, un picnic.

-Pero para eso tenemos el Campo de San Francisco y no se ve que mucha gente despliegue allí el mantel...

-Es la pescadilla que se muerde la cola. No tenemos la costumbre de comer en la calle, pero igual no lo hacemos porque el espacio no es atractivo.

-¿Cómo les afecta el atasco en la sección de Licencias?

-No tenemos datos concretos y sin ellos no podemos manifestarnos. Pero lo que no puede ser es que se convierta en una tortura pedir un permiso para abrir un bar, una tienda, construir una casa,... Pero esto no solo pasa con las licencias, sino también con el planeamiento general.

-¿Qué pasa con él?

-Se ha convertido en un documento burocrático, jurídico y garantista.

-Oviedo está reformando su PGOU, ¿qué pediría que se incluyese?

-Una visión amplia de los límites de la ciudad, abordar las barreras que hay con la ronda de Oviedo, hacer espacios más amables para hacerlos caminando y que se aborde la ciudad desde el punto de vista de género.

-¿En qué sentido?

-Una ciudad no la usa igual un hombre y una mujer. Estamos educados desde el punto de vista masculino y sin ir más lejos en los países nórdicos se limpia antes la carretera que es más usada por los varones que las aceras por donde va una madre con el carricoche de su hijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos