Una 'performance' sobre los raíles de la poesía

El autor, Tirso Vallecillos, y Chelo Veiga.
El autor, Tirso Vallecillos, y Chelo Veiga. / P. LORENZANA

El autor presentó en El Cortijo sus obras 'Libro de cocina tradicional caníbal', 'Subway' y 'Homo Pokémons'

PAULA CARRELO OVIEDO.

Queda claro que al escritor Tirso Vallecillos le gusta sorprender a sus lectores, no solo con sus textos, sino también en directo. Lo demostraba ayer en una presentación «diferente y dinámica» llamada 'Palabras que hacen ciudad, palabras que hacen vida', la segunda actividad dentro del ciclo estival con el que las bibliotecas municipales salen a la calle.

Tras la correspondiente presentación de Chelo Veiga, la nueva coordinadora de Bibliotecas, y una breve intervención del autor granadino, lo que se preveía como una charla al uso pronto se convirtía en una 'performance'. Del público saltaban dos mujeres y un hombre que, junto con Vallecillos, recreaban un vagón de tren. La escena cobraba importancia cuando los cuatro comenzaban a intercalar versos de su primer poemario, 'Subway': un libro para buscar un destino entre sus líneas de transporte, que es «como la vida, no sabes qué viene después», decía Vallecillos.

En el ficticio vagón, los tickets presentaban un código de error: versos ajenos, reconocibles por todos, pero sin terminar. Era entonces cuando el granadino los hacía suyos, consiguiendo, por ejemplo, un «me gustas cuando callas, despertador». Acto seguido, unas cuantas recetas caníbales que leer «a mordiscos».

Entre las distintas partes que formaron la representación, también hubo tiempo para el reconocimiento y la reivindicación. Chelo Veiga iniciaba el poema 'Maricones', «que bien podría llamarse viejos, gordos, o cualquiera de estas palabras despectivas», puntualizaba el autor, que en sus palabras pasaba del miedo a pronunciar la palabra a la necesidad de hacerlo. Y es que, Vallecillos tiene «muchos amigos homosexuales, incluso mi novio lo es».

Después hubo confeti y cartas del Mundial del 82. Lo que no iba centro del 'show' era el cambio de lugar, ya que la lluvia desplazó el evento desde la plaza de El Conceyín hasta el centro social El Cortijo.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos