Personal saca a oferta pública dos plazas de técnico informático, las primeras de laboral no fijo

G. D. -R. OVIEDO.

Por algún sitio había que empezar. A medida que se vayan aceptando las reclamaciones del personal de colaboración social, tras la sentencia del TSJA, el Ayuntamiento sumará un total de 328 trabajadores que accedieron a su puesto en el Ayuntamiento por sentencia judicial, lo que se llama personal laboral no fijo de plantilla. La cifra, además, tiene visos de seguir creciendo con las demandas planteadas por los trabajadores de la SOF, El Asturcón o el cibercentro de La Lila. La legislación dice que hay que sacar estas plazas creadas por sentencia judicial a oferta pública de empleo. Nunca se había hecho hasta ayer. La junta de gobierno aprobó la convocatoria de dos plazas de técnico informático, actualmente ocupadas por dos trabajadores que ganaron su incorporación a la plantilla municipal por sentencia hace más de una década.

Fuentes del equipo de gobierno explicaron que se trata de dos trabajadores «mayores» o lo que es lo mismo, próximos a la edad de jubilación. Su retiro, dados los límites a la contratación de personal actuales, supondría la amortización de las dos plazas y su desaparición, lo que ha llevado a la Concejalía de Personal a iniciar los trámites para su convocatoria.

La situación no es sencilla. Los sindicatos nunca han tenido mucho interés en que estas plazas se cubrieran mediante el proceso adecuado que garantice la publicidad y premie el mérito y la capacidad, que dice la ley. Solo tras las negociaciones para la relación de puestos de trabajo con el anterior equipo de gobierno del PP, se incluyó una cláusula según la cual se sacarían a oferta pública todas las plazas creadas por sentencia judicial a partir de abril de 2014. Tampoco se ha hecho, aunque hubo movimientos para convocar las de las operadores de la centralita de Bomberos, lo dudoso de establecer un límite temporal que protegía a todos los entrados con anterioridad a esa fecha y las protestas de CSI han frenado hasta el momento los planes. Algo habrá que hacer, la mayor parte del personal de colaboración social está próximo a su jubilación. Perder 78 plazas no parece buena idea, intentar salvarlas sin pinchar el balón, será difícil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos