Piden cinco años de cárcel para un hombre por abusar de la hija de 9 años de una amiga

Sede de la Audiencia Provincial, en Oviedo/MARIO ROJAS
Sede de la Audiencia Provincial, en Oviedo / MARIO ROJAS

La Fiscalía le acusa de un delito de agresión sexual continuado, con el agravante de exceso de confianza; el juicio será el próximo día 14

D. L. OVIEDO.

Un hombre se enfrenta a una pena de cinco años de cárcel por agredir sexualmente, en varias ocasiones, a una niña de nueve años hija de una amiga suya. El juicio se celebrará el próximo martes 14 de noviembre de las 10 horas en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Asturias.

De acuerdo con el escrito de acusación de la Fiscalía, los hechos ocurrieron el pasado 16 de diciembre, hacia las 19.30 horas. El investigado estaba junto a dos amigas y los tres hijos menores de edad de una de ellas, entre los cuales se encontraba la pequeña de 9 años, en una cafetería de la calle Joaquín Blume, en el barrio de Ventanielles. Entonces, el hombre, que actuó «guiado por la intención de satisfacer sus deseos libidinosos», logró convencer a la víctima para que fuese con él a su furgoneta, con el pretexto de regalarle una pulsera.

Lograda su artimaña, según el fiscal, cuando la pequeña descendía por la rampa del garaje junto al acusado, este la abrazó y empezó a meterle la mano por debajo de la ropa hasta que le tocó el pecho. Le apartó. Después, -prosigue el escrito-, la menor entró a la furgoneta por encima del asiento del conductor y se sentó en el del copiloto, un lado del que no podía escapar abriendo la puerta, porque estaba contra la pared del garaje. Entonces, el encausado le agarró el rostro para besarla, pero nuevamente logró zafarse de él. A continuación, insistió: volvió a introducir su mano bajo la ropa de la pequeña para toquetearle el pecho, algo que la niña intentaba continuamente evitar empujándolo, sin éxito, a la par que él le reprochaba: «No seas mala, dame un beso», recoge Europa Press.

El acusado continuó en su intento de besar a la víctima, impidiéndole abandonar el vehículo hasta que él quiso. En este momento, la pequeña volvió corriendo hacia la cafetería con su madre. Al verla, visiblemente despeinada y en actitud «rara», siempre según el escrito del Ministerio Público, la mujer le preguntó a la pequeña, en el camino de regreso a casa, si le había ocurrido algo. La menor respondió relatándole lo que le había pasado en el garaje.

Reincidente

El hombre ya había cometido hechos similares en otras ocasiones. Nada más conocer a su presunta víctima, veinte días antes del episodio relatado por Fiscalía, fingió que iba a darle un beso en la mejilla cuando le torció la cara y aprovechó para besarla en los labios. Otra vez, dos semanas antes del incidente del garaje, le pidió que fuese con él a la furgoneta para llevar un papel. Una vez allí, la intentó besar agarrándole la cara; ella pudo huir.

A la pena de cárcel por un delito de abusos sexuales continuados agravados por la circunstancia de confianza por parte de la menor, la Fiscalía añade la prohibición de que el acusado se acerque a menos de 200 metros de la menor durante ocho años, además de comunicarse con ella. También le reclama mil euros por daños morales.

Fotos

Vídeos